Descripción general

El trasplante facial es una opción de tratamiento para algunas personas con desfiguración facial grave. Un trasplante facial reemplaza total o parcialmente el rostro de una persona con el tejido de un donante que ha fallecido.

El trasplante facial es una operación compleja que lleva meses de planificación y múltiples equipos de cirugía. El procedimiento se realiza solo en algunos centros de trasplante en todo el mundo. Cada candidato para un trasplante facial se evalúa atentamente para ayudar a garantizar los mejores resultados posibles en términos de aspecto y funciones.

Un trasplante facial puede mejorar tu vida; sin embargo, es un procedimiento de alto riesgo. Tú y tu equipo de trasplante no pueden predecir exactamente qué aspecto tendrás ni y cómo responderá tu sistema inmunitario al nuevo rostro. Necesitarás tomar medicamentos especiales (inmunodepresores) durante el resto de tu vida para reducir el riesgo de que tu cuerpo rechace el rostro trasplantado.

Por qué se realiza

Un trasplante de cara se realiza para intentar mejorar la calidad de vida de una persona que está muy desfigurada por un traumatismo facial, quemaduras, enfermedades o defectos de nacimiento. Su objetivo es mejorar tanto el aspecto como las capacidades funcionales, por ejemplo masticar, tragar, hablar y respirar por la nariz. Algunas personas quieren hacerse esta cirugía para reducir el aislamiento social que sufren al vivir con una desfiguración facial grave.

Riesgos

El trasplante de cara es un procedimiento desafiante. Es bastante nuevo y muy complejo. Se sabe que, entre 2005 y 2017, aproximadamente 40 personas de 20 a 60 años se han sometido a un trasplante de rostro. Muchas han muerto como consecuencia de la infección o el rechazo.

Las complicaciones pueden deberse a lo siguiente:

  • La cirugía
  • El rechazo del tejido del trasplante por parte del cuerpo
  • Los efectos secundarios de los medicamentos inmunodepresores

Es posible que necesites más cirugías o visitas al hospital para tratar las complicaciones.

Riesgos quirúrgicos

Este es un procedimiento largo y complicado. Podrías estar en cirugía durante 10 horas o más. Los riesgos quirúrgicos y posquirúrgicos pueden poner en riesgo la vida. Estos pueden ser pérdida de sangre, coágulos sanguíneos e infecciones.

Riesgos de rechazo

El sistema inmunitario puede rechazar el nuevo rostro y otros tejidos del donante. Podrías perder total o parcialmente el nuevo rostro y cierto grado de función.

Es posible que experimentes más de un episodio de rechazo. Para controlar la respuesta a un rechazo, es posible que necesites ir al hospital para recibir una dosis intravenosa alta de medicamentos contra el rechazo. Tus médicos podrían cambiar el tipo de los medicamentos antirrechazo que estés tomando. En raras ocasiones, el rechazo del tejido requiere un nuevo trasplante. El rechazo que no se controla podría causar la muerte.

Necesitarás conocer los signos y síntomas del rechazo para que puedas tomar medidas oportunas y adecuadas. Algunos de ellos son hinchazón y cambios de color de la piel.

Riesgos de los inmunodepresores

Los medicamentos contra el rechazo (inmunodepresores) que deberás tomar a diario por el resto de tu vida debilitarán tu sistema inmunitario. Esto ayuda a prevenir el rechazo de los tejidos, pero también te pone en riesgo de padecer una variedad de infecciones. Los medicamentos inmunodepresores también están vinculados con un mayor riesgo de sufrir daño renal, cáncer, diabetes y otros trastornos graves.

Cómo prepararse

Evaluación de la necesidad de un trasplante facial

Antes de recibir un trasplante facial, analiza estas preguntas:

  • ¿Has considerado los riesgos de un trasplante facial?
  • ¿Puedes comprometerte por completo a una atención de seguimiento intensa de por vida?
  • ¿Qué beneficios esperas obtener de esta cirugía?
  • ¿Has probado o hablado con los médicos sobre otras opciones de tratamiento, como una prótesis facial o una reconstrucción facial convencional?

Te evaluará un equipo de trasplante. Los candidatos deben cumplir con lo siguiente:

  • Tener una desfiguración facial grave
  • Tener pérdida de la función facial, como masticar o hablar
  • Someterse a un examen integral que puede consistir en radiografías, tomografías computarizadas, resonancias magnéticas, análisis de sangre y otras medidas de salud física
  • Someterse a una evaluación de salud mental y emocional, tener la capacidad de enfrentar desafíos o situaciones, el apoyo familiar y social, expectativas, habilidades de comunicación y la capacidad de vivir con la atención médica posterior al trasplante
  • No tener antecedentes de enfermedades nerviosas crónicas
  • No estar embarazada
  • No tener problemas médicos graves, como diabetes, enfermedades cardíacas o cáncer sin tratar
  • No haber tenido infecciones recientes
  • No fumar
  • No abusar del alcohol ni de las drogas ilegales
  • Completar una evaluación financiera de gastos de atención posteriores al trasplante con un miembro del equipo de trasplante

Preparación para el trasplante facial

Una vez que tengas la aprobación para recibir un trasplante facial, te colocarán en una lista de espera para el rostro de un donante. Cuando se halle compatibilidad con el rostro de un donante para el trasplante, los cirujanos consideran lo siguiente:

  • Grupo sanguíneo
  • Tipo de tejido
  • Color de piel
  • Similitud entre la edad del donante y la del receptor
  • Tamaño facial compatible del donante y el receptor

Tu tiempo de espera puede ser impredecible, ya que generalmente no se sabe cuándo habrá disponibilidad del rostro de un donante compatible con tus necesidades.

Mientras tanto, puedes prepararte de la siguiente manera:

  • Someterte a evaluaciones prequirúrgicas. Necesitarás visitar el centro de trasplante periódicamente para que tu equipo de trasplante pueda realizar análisis de sangre y evaluar si estás preparado para el trasplante.
  • Organización para viajes y alojamiento. Tu equipo de trasplante te pedirá que te quedes en un lugar que te permita llegar al hospital en poco tiempo una vez que te comuniquen tu fecha de trasplante. Después de la cirugía, probablemente te pedirán que te quedes cerca del centro de trasplante durante dos o tres meses. Tu equipo de trasplante puede tener recomendaciones sobre el alojamiento a largo plazo de ser necesario.
  • Mantenerte en contacto con el equipo de trasplante. Hazle saber inmediatamente a tu equipo de trasplante si hay algún cambio en tu atención médica, como comenzar con medicamentos nuevos, recibir una transfusión de sangre o tener un diagnóstico de una enfermedad médica crónica.

Lo que puedes esperar

Durante la cirugía

La extensión y duración de la cirugía depende de qué cantidad del rostro y sus estructuras subyacentes está involucrada. El equipo quirúrgico podrá trasplantar diversos tejidos del donante, como piel, grasa, músculos, tendones, cartílagos, huesos, nervios y vasos sanguíneos.

El trasplante llevará de 10 a 30 horas. Tu equipo quirúrgico estará formado por cirujanos plásticos altamente cualificados en microcirugía y cirugía craneofacial, anestesiólogos, oftalmólogos, personal de enfermería quirúrgica, técnicos quirúrgicos, expertos en imágenes y otros expertos.

Después de la cirugía

Después de la cirugía, es probable que pases de dos a cuatro semanas en el hospital. Durante este tiempo:

  • Te alimentarás a través de un tubo
  • Comenzarás a tomar tu dosis diaria de medicamentos inmunodepresores para evitar que el cuerpo rechace el tejido trasplantado
  • Te darán medicamentos para controlar el dolor
  • Comenzarás fisioterapia y terapia del habla, a medida que puedas

Tu equipo de trasplante, que se compone de médicos, un coordinador de trasplantes, un asistente social, un terapista, farmacéuticos, dietistas y otras personas, trabajará contigo para desarrollar un plan de tratamiento posterior a la cirugía y te brindará la atención que necesitas.

Inmunodepresores

Tu rutina diaria posquirúrgica consistirá en tomar medicamentos inmunodepresores y controlar los efectos secundarios. Estos medicamentos pueden ayudar a impedir que el sistema inmunitario rechace la cara del donante.

Puedes disminuir el riesgo de rechazo y los efectos secundarios de los medicamentos al:

  • Comprometerte a tomar medicamentos inmunodepresores en forma regular por el resto de tu vida, a menos que un médico te indique que los suspendas
  • Programar consultas periódicas con tu equipo de trasplante para que te realicen análisis de sangre y controles
  • Comunicarte con tu equipo de trasplante o tu médico de atención primaria si observas que empiezas a sentirte mal por una infección o el rechazo del tejido

Resultados

Tú y tu equipo del trasplante no pueden saber con certeza cuáles serán los resultados de la cirugía. Cada beneficiario del trasplante de cara anterior ha tenido diferentes experiencias con la apariencia y la función después de la cirugía. La mayoría mejoró su capacidad de oler, comer, tomar, hablar, sonreír y hacer otras expresiones faciales. Algunos recobraron la capacidad de sentir un roce suave en la cara. Debido a que esta técnica quirúrgica es bastante nueva, aún no se determinaron los resultados a largo plazo para los beneficiarios del trasplante de cara.

Tus resultados pueden verse afectados por lo siguiente:

  • La extensión de tu operación
  • La respuesta del cuerpo al nuevo tejido
  • Los aspectos de tu recuperación que no son físicos, como la respuesta emocional y psicológica a vivir con una nueva cara

Aumentarás tus probabilidades de lograr un resultado positivo siguiendo cuidadosamente tu plan de atención médica posterior al trasplante y buscando el apoyo de amigos, de la familia y del equipo del trasplante.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Trasplante de cara - atención en Mayo Clinic

March 16, 2019
References
  1. Chim H, et al. Vascularized composite allotransplant in the realm of regenerative plastic surgery. Mayo Clinic Proceedings. 2014;89:1009.
  2. Pomahac B, et al. Three patients with full facial transplantation. New England Journal of Medicine. 2012;366:715.
  3. Dorafshar H, et al. Total face, double jaw, and tongue transplantation: An evolutionary concept. Plastic and Reconstructive Surgery. 2013;131:241.
  4. Mohan R, et al. Aesthetic and functional facial transplantation: A classification system and treatment algorithm. Plastic and Reconstructive Surgery Journal. 2014;133:386.
  5. Khalifian S, et al. Facial transplantation: The first 9 years. The Lancet. In press. Accessed Aug. 7, 2014.
  6. Rodriguez ED, et al. Facial transplant. In: Plastic Surgery: Volume 3: Craniofacial, Head and Neck Surgery and Pediatric Plastic Surgery. 4th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 30, 2018.
  7. Barret JP. From partial to full-face transplantation: Total ablation and restoration, a change in the reconstructive paradigm. International Journal of Surgery. 2014;12:109.
  8. Singhal D, et al. The Brigham and women's hospital face transplant program: A look back. Plastic and Reconstructive Surgery. 2012;192:81.
  9. Smeets R, et al. Face transplantation: On the verge of becoming clinical routine? BioMed Research International. In press. Accessed Aug. 8, 2014.
  10. Bueno EM, et al. A multidisciplinary protocol for face transplantation at Brigham and Women's Hospital. Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery. 2011;64:1572.
  11. Cavadas PC, et al. Surgical aspects of a lower face, mandible, and tongue allotransplantation. Journal of Reconstructive Microsurgery. 2012;28:43.
  12. Anis KM, et al. Smoking and solid organ transplantation. American Journal of Medicine. 2018, doi: https://doi.org/10.1016/j.amjmed.2018.11.005.
  13. Petruzzo P, et al. First human face transplantation: 5 years outcomes. Transplantation. 2012;93:236.
  14. Cendales L, et al. Implementation of vascularized composite allografts in the United States: Recommendations from the ASTS VCA Ad Hoc Committee and the Executive Committee. American Journal of Transplantation. 2011;11:13.
  15. Diaz-Siso JR, et al. Facial allotransplantation: A 3-year follow-up report. Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery. 2013;66:1458.

Ver también

News from Mayo Clinic