Descripción general

La dilatación y curetaje es un procedimiento para extraer tejido del interior del útero. Los proveedores de atención médica realizan la dilatación y curetaje para diagnosticar y tratar ciertas afecciones del útero, como sangrado intenso, o bien para limpiar el revestimiento del útero después de un aborto espontáneo o voluntario.

En una dilatación y curetaje, el proveedor de atención médica utiliza pequeños instrumentos o un medicamento para abrir (dilatar) la parte inferior y estrecha del útero (cuello del útero). Luego el proveedor de atención médica utiliza un instrumento quirúrgico llamado cureta, que puede ser un instrumento afilado o un dispositivo de succión, para eliminar el tejido uterino.

Por qué se realiza

La dilatación y curetaje se usan para diagnosticar o tratar una afección uterina.

Para diagnosticar una enfermedad

Antes de realizar la dilatación y curetaje, el proveedor de atención médica podría recomendarte un procedimiento llamado biopsia endometrial o muestreo endometrial para diagnosticar una afección. El muestreo endometrial se puede hacer si:

  • Tienes sangrado uterino inusual
  • Tienes sangrado después de la menopausia
  • Tienes células endometriales inusuales, que se descubren durante una prueba rutinaria de cáncer del cuello del útero

Para hacer la prueba, el proveedor de atención médica recolecta una muestra de tejido del revestimiento del útero (endometrio) y envía la muestra a un laboratorio para su análisis. La prueba puede buscar:

  • Hiperplasia intraepitelial endometrial: una afección precancerosa en la que el revestimiento del útero se vuelve demasiado grueso
  • Pólipos uterinos
  • Cáncer de útero

Si se necesita más información, el proveedor de atención médica podría recomendarte una dilatación y curetaje, que suele hacerse en un quirófano.

Para tratar una enfermedad

Cuando se hace una dilatación y curetaje para tratar una afección, el proveedor de atención médica extrae el contenido del interior del útero, no solo una muestra de tejido pequeña. Esto se puede hacer para:

  • Evitar la infección o el sangrado abundante mediante la limpieza de los tejidos que permanecen en el útero después de un aborto espontáneo o de un aborto
  • Extirpar un tumor que se forma en lugar de un embarazo habitual (embarazo molar)
  • Tratar un sangrado excesivo después del parto mediante la eliminación de la placenta que queda en el útero
  • Extraer pólipos uterinos o del cuello del útero, que normalmente no son cancerosos (son benignos)

Una dilatación y curetaje puede combinarse con otro procedimiento llamado histeroscopia. Durante una histeroscopia, el proveedor de atención médica introduce un instrumento delgado con una luz y una cámara en el extremo en la vagina, a través del cuello del útero y hacia el útero.

Luego, el proveedor de atención médica observa el revestimiento del útero en una pantalla y comprueba si hay zonas de aspecto inusual. El proveedor de atención médica también comprueba la existencia de pólipos y toma muestras de tejido si es necesario. Durante una histeroscopia se pueden extirpar pólipos uterinos y tumores fibroides.

A veces, se puede hacer una histeroscopia combinada con una biopsia endometrial antes de un procedimiento completo de dilatación y curetaje.

Riesgos

Las complicaciones de la dilatación y curetaje son poco frecuentes. Sin embargo, existen algunos riesgos, entre los que se incluyen:

  • Perforación del útero. Esto ocurre cuando un instrumento quirúrgico hace un orificio en el útero. Esto les sucede más a menudo a las mujeres que estuvieron embarazadas recientemente y a las mujeres que han pasado la menopausia.

    La mayoría de las perforaciones se curan solas. Sin embargo, si se daña un vaso sanguíneo u otro órgano, puede ser necesario hacer otro procedimiento para repararlo.

  • Daño al cuello del útero. Si el cuello del útero se desgarra durante una dilatación y curetaje, el proveedor de atención médica puede aplicar presión o un medicamento para detener el sangrado o puede cerrar la herida con puntos (suturas). Esto puede evitarse si el cuello del útero se ablanda con medicamentos antes de la dilatación y curetaje.
  • Tejido cicatricial en la pared uterina. Raramente, los resultados de una dilatación y curetaje provocan el desarrollo de tejido cicatricial en el útero, una afección conocida como síndrome de Asherman. El síndrome de Asherman ocurre más a menudo cuando la dilatación y curetaje se hacen después de un aborto espontáneo o de un parto.

    Esto puede provocar ciclos menstruales inusuales o dolorosos, la ausencia de los mismo, futuros abortos espontáneos e infertilidad. A menudo, puede tratarse con cirugía.

  • Infección. La infección después de la dilatación y curetaje es poco frecuente.

Comunícate con el proveedor de atención médica si después de la dilatación y curetaje presentas lo siguiente:

  • Sangrado muy intenso, por lo que debes cambiar las compresas higiénicas cada hora
  • Mareos o aturdimiento duraderos
  • Fiebre
  • Calambres que duran más de 48 horas
  • Dolor que aumenta en lugar de disminuir
  • Secreción vaginal con olor desagradable

Cómo prepararse

La dilatación y curetaje puede hacerse en un hospital, en una clínica o en el consultorio del proveedor de atención médica, normalmente como procedimiento ambulatorio.

Antes del procedimiento:

  • Sigue las indicaciones del proveedor de atención médica en cuanto a limitar el consumo de alimentos y bebidas.
  • Pídele a alguien que te lleve a casa, ya que podrías sentirte somnoliento después de que pase el efecto de la anestesia.
  • Deja tiempo para el procedimiento y algunas horas de recuperación después.

En algunos casos, el proveedor de atención médica puede comenzar a dilatar el cuello del útero unas horas o, incluso, un día antes del procedimiento. Esto ayuda a que el cuello del útero se abra progresivamente y, por lo general, se hace cuando es necesario que esté más dilatado que en un procedimiento estándar de dilatación y curetaje, como en la interrupción voluntaria del embarazo o con ciertos tipos de histeroscopia.

Para estimular la dilatación, el proveedor de atención médica puede utilizar un medicamento llamado misoprostol (Cytotec), que se administra por vía oral o vaginal, para relajar el cuello del útero. Otro método de dilatación consiste en introducir una varilla delgada de laminaria en el cuello del útero. La laminaria se expande progresivamente para absorber el líquido que se encuentra en el cuello del útero, lo cual hace que este se abra.

Lo que puedes esperar

Durante el procedimiento

Para la dilatación y curetaje, recibirás anestesia. La elección de la anestesia depende del motivo de la dilatación y curetaje y de tus antecedentes médicos.

Durante el procedimiento:

  • Te recuestas boca arriba sobre una camilla de exploración con los talones apoyados sobre unos soportes denominados estribos.
  • El proveedor de atención médica introduce un instrumento denominado espéculo en la vagina, igual que durante un examen de Papanicolaou, para poder observar el cuello del útero.
  • El proveedor de atención médica introduce una serie de varillas cada vez más gruesas en el cuello del útero para dilatarlo lentamente hasta que esté lo suficientemente abierto.
  • El proveedor de atención médica retira las varillas de dilatación e introduce un instrumento con forma de cuchara con un borde afilado o un dispositivo de succión y extrae tejido uterino.

Debido a que te encuentras inconsciente o sedada, no deberías sentir ninguna molestia durante la dilatación y curetaje.

Después del procedimiento

Es probable que pases unas horas en una sala de recuperación después de la dilatación y curetaje para que puedan controlarte en caso de un sangrado intenso u otras complicaciones. Esto también te da tiempo para que te recuperes de los efectos de la anestesia.

Los efectos secundarios comunes de una dilatación y curetaje pueden durar varios días y comprenden:

  • Calambres leves
  • Manchado o sangrado leve

Para las molestias de los calambres, el proveedor de atención médica podrá sugerir que tomes ibuprofeno (Advil, Motrin IB, etc.) u otro medicamento.

Deberías poder retomar tus actividades al cabo de un día o dos.

Para evitar una infección, no te introduzcas nada en la vagina hasta que el proveedor de atención médica te diga que puedes hacerlo. Pregúntale cuándo podrás utilizar tampones y volver a tener relaciones sexuales.

El útero debe crear un nuevo revestimiento después de una dilatación y curetaje, por lo tanto, es posible que el próximo período menstrual se adelante o retrase. Si te hicieron una dilatación y curetaje debido a un aborto espontáneo, y deseas quedar embarazada, habla con el proveedor de atención médica acerca de cuándo es seguro volver a intentarlo.

Resultados

El proveedor de atención médica hablará contigo acerca de los resultados del procedimiento después de la dilatación y curetaje o en una cita de seguimiento.

Oct. 19, 2021
  1. Frequently asked questions. FAQ062. Dilation and curettage. The American College of Obstetricians and Gynecologists. https://www.acog.org/womens-health/faqs/dilation-and-curettage#:~:text=Dilation%20and%20curettage%20(D%26C)%20is,of%20the%20uterus%20(curettage). Accessed Aug. 19, 2021.
  2. Braaten KP, et al. Dilation and curettage. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 19, 2021.
  3. DeCherney AH, et al., eds. Therapeutic gynecologic procedures. In: Current Diagnosis & Treatment: Obstetrics & Gynecology. 12th ed. McGraw Hill; 2019. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Aug. 19, 2021.

Dilatación y legrado