Trasplante de riñón de donante fallecido

Un trasplante de riñón con donante fallecido es cuando se extirpa el riñón de una persona que falleció recientemente con el consentimiento de la familia o de una tarjeta de donante, y se lo coloca en el receptor cuyos riñones ya no funcionan normalmente que necesita un trasplante de riñón.

El riñón donado se conserva en hielo o se conecta a una máquina que le provee oxígeno y nutrientes hasta que el receptor recibe el trasplante. El donante y el receptor frecuentemente se encuentran en la misma región geográfica del centro de trasplantes para reducir al mínimo el tiempo que el riñón está fuera de un cuerpo humano.

Se necesita solo un riñón donado para cubrir las necesidades del organismo. Por esta razón, una persona viva puede donar un riñón y el trasplante de riñón con donante vivo es una alternativa al trasplante de riñón con donante fallecido.

En general, unos dos tercios de los aproximadamente 20.000 trasplantes que se realizan cada año en los Estados Unidos son trasplantes de riñón de donantes fallecidos y los restantes son con donantes vivos.

La demanda de riñones de donantes fallecidos supera ampliamente la disponibilidad. La lista de espera ha aumentado de casi 58.000 en 2004 a más de 92.000 en 2017.

Por qué se realiza

Las personas con enfermedad renal en etapa terminal deben eliminar los desechos del torrente sanguíneo a través de una máquina (diálisis) o un trasplante de riñón para mantenerse con vida.

Para la mayoría de las personas con enfermedad renal avanzada o insuficiencia renal, el trasplante de riñón es el tratamiento de preferencia. En comparación con la diálisis de por vida, el trasplante de riñón ofrece un riesgo de muerte menor, mejor calidad de vida y menos restricciones alimentarias que la diálisis.

Los riesgos de salud relacionados con el trasplante de riñón incluyen aquellos relacionados directamente con la cirugía en sí misma, el rechazo del órgano del donante y los efectos secundarios de los medicamentos inmunodepresores necesarios para evitar que el cuerpo rechace el riñón donado. Estos riesgos incluyen mayores tasas de infección y algunos tipos de cáncer.

Lo que puedes esperar

Si tu médico recomienda un trasplante de riñón, pueden derivarte a un centro de trasplantes o puedes elegir un centro de trasplantes tú mismo.

El centro de trasplantes te evaluará para determinar si te acepta como candidato para el trasplante de riñón. Cada centro de trasplantes tiene sus propios criterios de elegibilidad.

Si no hay un donante vivo compatible para el trasplante de riñón, tu nombre se incluirá en una lista de espera para recibir un riñón de un donante fallecido.

Todas las personas que esperan un órgano de un donante fallecido están inscriptas en una lista de espera nacional que mantiene la Red de Adquisición y Trasplante de Órganos (OPTN, por sus siglas en inglés). La Red Unida para Compartición de Órganos (UNOS, por sus siglas en inglés), un grupo privado sin fines de lucro, administra la Red de Adquisición y Trasplante de Órganos (OPTN, por sus siglas en inglés) a través de un contrato con el gobierno estadounidense.

Entre los factores adicionales que se usan para asignar los riñones de donantes fallecidos se encuentran la compatibilidad de grupo sanguíneo y el tipo de tejido, y el tiempo durante el cual el candidato ha estado en la lista de espera. El gobierno federal controla el sistema para garantizar que todas las personas que esperan un órgano tengan una oportunidad similar.

Algunas personas encuentran un órgano compatible a los pocos meses, y otras pueden esperar varios años. Mientras estés en la lista, te harán chequeos de salud periódicos para determinar si aún eres un candidato adecuado para el trasplante.

Cuando haya disponible un riñón de un donante fallecido compatible, tu centro de trasplantes te lo notificará. Deberás estar listo para ir al centro de inmediato a fin de realizarte una evaluación final antes del trasplante.

Si los resultados de la evaluación final antes del trasplante son satisfactorios, la cirugía para el trasplante de riñón puede realizarse de inmediato.