Descripción general

Un trasplante de córnea (queratoplastia) es un procedimiento quirúrgico en el cual se reemplaza parte de la córnea con tejido de la córnea de un donante. La córnea es la superficie transparente en forma de cúpula que encubre la parte delantera del ojo y que contribuye a gran parte del poder de enfoque del ojo.

Un trasplante de córnea puede restaurar la vista, reducir el dolor y mejorar el aspecto de una córnea dañada o enferma.

La mayoría de los trasplantes de córnea son procedimientos exitosos. Sin embargo, el trasplante de córnea conlleva un pequeño riesgo de complicaciones, como el rechazo de la córnea del donante.

Enfoque de Mayo Clinic

Por qué se realiza

Un trasplante de córnea se emplea con mayor frecuencia para restaurar la visión a una persona que tiene una córnea dañada. Un trasplante de córnea también puede aliviar el dolor u otros signos y síntomas asociados con enfermedades de la córnea.

Con un trasplante de córnea, se puede tratar una serie de enfermedades, entre ellas:

  • Una córnea que crece hacia afuera (queratocono)
  • Distrofia de Fuchs
  • Adelgazamiento de la córnea
  • Cicatrices corneales, causadas por una infección o lesión
  • Opacidad en la córnea
  • Hinchazón de la córnea
  • Úlceras corneales, incluso aquellas causadas por una infección
  • Complicaciones causadas por una cirugía ocular previa

Riesgos

El trasplante de córnea es un procedimiento relativamente seguro. Aun así, conlleva un pequeño riesgo de complicaciones graves, como las siguientes:

  • Infección ocular
  • Mayor riesgo de opacidad del cristalino del ojo (cataratas)
  • Aumento de la presión dentro del globo ocular (glaucoma)
  • Problemas con los puntos utilizados para fijar la córnea donada
  • Rechazo de la córnea donada
  • Hinchazón de la córnea

Signos y síntomas del rechazo de córnea

En algunos casos, el sistema inmunitario del cuerpo puede atacar por error la córnea donada. Esto se conoce con el nombre de «rechazo», y podría requerir tratamiento médico u otro trasplante de córnea.

Solicita una consulta con tu oftalmólogo si notas alguno de los siguientes signos o síntomas de rechazo:

  • Pérdida de visión
  • Dolor
  • Enrojecimiento
  • Sensibilidad a la luz

El rechazo ocurre en, aproximadamente, el 10 por ciento de los trasplantes de córnea.

Cómo prepararse

Antes de la cirugía de trasplante de córnea, te someterás a lo siguiente:

  • Un examen ocular minucioso. Tu oftalmólogo buscará enfermedades que pudieran causar complicaciones después de la cirugía.
  • Mediciones del ojo. El oftalmólogo determinará el tamaño de la córnea del donante que necesitas.
  • Una revisión de todos los medicamentos y suplementos que estés tomando. Es posible que debas dejar de tomar ciertos medicamentos o suplementos antes o después del trasplante de córnea.
  • Un tratamiento para otros problemas oculares. Los problemas oculares no relacionados, como una infección o una inflamación, pueden reducir tus probabilidades de tener un trasplante de córnea exitoso. El oftalmólogo se ocupará de tratar esos problemas antes de la cirugía.

El médico te explicará qué debes esperar durante el procedimiento y cuáles son sus riesgos.

Encontrar un donante de córnea

La mayoría de las córneas usadas en los trasplantes de córnea provienen de donantes fallecidos. A diferencia de lo que ocurre con otros órganos, como el hígado y los riñones, las personas que necesitan trasplantes de córnea, por lo general, no deben enfrentar largas esperas. Esto se debe a que muchas personas solicitan específicamente que se donen sus córneas luego de su fallecimiento, a menos que hayan tenido ciertas enfermedades; por lo tanto, hay más córneas disponibles para trasplantes.

Es posible que no se usen las córneas de donantes que hayan sufrido varias enfermedades, tales como ciertas enfermedades del sistema nervioso central, infecciones y enfermedades oculares o cirugías oculares previas, o de personas que hayan fallecido por causas desconocidas.

Lo que puedes esperar

Durante el procedimiento

El día del trasplante de córnea, se te administrará un sedante para ayudar a que te relajes y un anestésico local para anestesiar el ojo. Estarás despierto durante la cirugía, pero no sentirás dolor.

Durante el tipo más frecuente de trasplante de córnea (queratoplastia perforante), el cirujano corta todo el espesor de la córnea enferma o anormal para extraer un pequeño disco de tejido de la córnea del tamaño de un botón. Se utiliza un instrumento que funciona como un cortador de galletas (trefina) para realizar el corte circular preciso.

La córnea del donante, que ya está cortada para que coincida, se coloca en la abertura. Luego el cirujano utiliza un hilo fino para coser la nueva córnea en su lugar. Los puntos pueden retirarse en una visita posterior al oftalmólogo.

En algunos casos, si las personas no son elegibles para someterse a un trasplante de córnea de un donante, los médicos pueden insertar una córnea artificial (queratoprótesis).

Procedimientos para trasplantar una sección de la córnea

Para algunos tipos de problemas de la córnea, el trasplante de córnea de espesor total no siempre es el tratamiento más adecuado. Se puede recurrir a otros tipos de trasplantes para extraer solo determinadas capas del tejido de la córnea o solo el tejido afectado por la enfermedad. Estos tipos de procedimientos comprenden los siguientes:

  • Queratoplastia endotelial. Este procedimiento se utiliza para extraer el tejido afectado de las capas posteriores de la córnea, incluido el endotelio, así como la membrana de Descemet, una capa delgada de tejido que protege el endotelio contra lesiones e infecciones. Se implanta con cuidado tejido de un donante para reemplazar el tejido extraído.

    Existen dos tipos de queratoplastia endotelial. En el tipo más frecuente, llamado «queratoplastia endotelial con resección de la membrana de Descemet», se utiliza el tejido de un donante para reemplazar cerca de un tercio de la córnea. En un tipo de procedimiento más nuevo, llamado «queratoplastia endotelial de la membrana de Descemet», se utiliza una capa mucho más delgada de tejido de un donante. Debido a que el tejido que se utiliza en la queratoplastia endotelial de la membrana de Descemet es sumamente delgado y frágil, este procedimiento es más complejo que la queratoplastia endotelial con resección de la membrana de Descemet y no se utiliza con la misma frecuencia.

  • Queratoplastia lamelar anterior. Este procedimiento se utiliza para extraer el tejido afectado de las capas frontales de la córnea, incluidos el epitelio y el estroma, pero se mantiene la capa endotelial posterior.

    La profundidad de la lesión en la córnea determina el tipo de procedimiento de queratoplastia lamelar anterior adecuado para cada caso. Con la queratoplastia lamelar anterior superficial se reemplazan solo las capas frontales de la córnea y el endotelio sano se mantiene intacto. El trasplante lamelar anterior profundo se utiliza cuando la lesión en la córnea se extiende en profundidad hasta el estroma.

    En el trasplante lamelar anterior profundo, se realiza una pequeña incisión en el lado del globo ocular para permitir la extracción de las capas frontales y medias de la córnea sin dañar las capas posteriores. Luego, se adhiere (injerta) el tejido sano de un donante para reemplazar la parte que se extrajo.

Después del procedimiento

Una vez que el trasplante de córnea haya terminado, puedes esperar recibir las siguientes instrucciones:

  • Recibir varios medicamentos. Las gotas para los ojos y, algunas veces, los medicamentos administrados por vía oral inmediatamente después del trasplante de córnea y durante la recuperación ayudarán a controlar las infecciones, la hinchazón y el dolor.
  • Utilizar un parche en el ojo. Un parche en el ojo lo protegerá mientras se recupera de la cirugía.
  • Proteger el ojo de lesiones. Planifica tomar las cosas con calma después del trasplante de córnea y retomar las actividades diarias lentamente, incluida la actividad física. Deberás tener mayor precaución para evitar dañar tu ojo durante el resto de tu vida.
  • Regresar para estudios de seguimiento con frecuencia. Debes realizarte estudios de ojo con frecuencia, en los que el médico te revisará para detectar complicaciones el primer año después de la cirugía.

Resultados

La mayoría de las personas que recibe un trasplante de córnea logrará que su visión quede al menos parcialmente corregida. Lo que puedes esperar después del trasplante de córnea depende del motivo de la cirugía y de la salud.

El riesgo de complicaciones y rechazo de córnea continúa durante años después del trasplante de córnea. Por este motivo, deberás visitar al oftalmólogo una vez por año. El rechazo de córnea puede controlarse con frecuencia mediante medicamentos.

Corrección de la visión después de la cirugía

Al principio, tu visión podría quedar peor que antes de la cirugía mientras los ojos se adaptan a la nueva córnea. Es posible que pasen meses hasta que tu visión mejore.

Una vez que se haya sanado la capa externa de la córnea (entre varias semanas y varios meses después de la cirugía), el oftalmólogo trabajará para hacer los ajustes que puedan mejorar tu visión, por ejemplo:

  • Corrección de la falta de uniformidad de la córnea (astigmatismo). Los puntos que sostienen la córnea del donante sobre el ojo pueden causar hundimientos y bultos en la córnea, lo cual hace que la visión sea borrosa en algunas partes. El médico puede corregir algo de esto soltando algunos puntos y ajustando otros.
  • Corrección de problemas de visión. Los errores refractivos, como la miopía y la hipermetropía, pueden corregirse con anteojos, lentes de contacto o, en algunos casos, cirugía de ojos con láser.
Feb. 21, 2018
References
  1. Facts about the cornea and corneal disease. National Eye Institute. http://www.nei.nih.gov/health/cornealdisease/. Accessed Oct. 5, 2017.
  2. Pre-Plakon PA, et al. Trends in corneal transplantation: indications and techniques. Current Opinions in Ophthalmology. 2014;25:300.
  3. Endothelial keratoplasty (DSEK & DMEK). Cornea Research Foundation of America. http://www.cornea.org/Learning-Center/Cornea-Transplants/Endothelial-Keratoplasty.aspx. Accessed Oct. 5, 2017.
  4. What can be donated. U.S. Department of Health & Human Services. https://organdonor.gov/about/what.html#corneas. Accessed Oct. 5, 2017.
  5. Wayman LL. Keratoconus. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 5, 2017.
  6. About cornea transplantation. American Academy of Ophthalmology. https://www.aao.org/eye-health/treatments/about-corneal-transplantation. Accessed Oct. 5, 2017.
  7. Corneal transplantation. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/eye-disorders/corneal-disorders/corneal-transplantation. Accessed Oct. 5, 2017
  8. Bowling B, et al. Corneal and refractive surgery. In: Kanski's Clinical Ophthalmology: A Systematic Approach. 8th ed. Edinburgh, U.K.: Elsevier, Ltd.; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 5, 2017.
  9. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. June 23, 2017.
  10. AskMayoExpert. Corneal transplantation. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  11. Mayo Clinic. U.S. News & World Report. https://health.usnews.com/best-hospitals/area/mn/mayo-clinic-6610451. Accessed Oct. 5, 2017.
  12. Mannis MJ, et al, eds. Indications and decision making for endothelial keratoplasty. Cornea. 4th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 5, 2017.
  13. Softing Hataye AL (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 30, 2017.