Ensayo CREST

Vivien Williams: La enfermedad de la arteria carótida aumenta su riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. La placa se acumula en las arterias del cuello, y si alguna se rompe, podría desplazarse hasta su cerebro y cortar el flujo sanguíneo. Pero los resultados de un estudio publicado en la revista científica New England Journal of Medicine dan a los médicos la información que necesitan para elegir los mejores procedimientos preventivos para sus pacientes.

Se trata del ensayo CREST: Endoarterectomía de carótida con revascularización frente a colocación de estent. Lo que eso significa es que los investigadores probaron la cirugía abierta en comparación con la endoprótesis de la arteria carótida para ver qué procedimiento fue mejor para abrir obstrucciones y prevenir accidentes cerebrovasculares. Los hallazgos muestran que la cirugía abierta y la endoprótesis son igualmente seguros y eficaces para prevenir accidentes cerebrovasculares, excepto para las personas mayores de 80 años.

Albert Hakaim, M.D.—Cirugía vascular de Mayo Clinic: De acuerdo con el ensayo CREST, para pacientes mayores, y la mayoría de los pacientes vasculares son mayores, la endarterectomía carotídea es superior a la endoprótesis.

Vivien Williams: El Dr. Albert Hakaim afirma que las personas mayores de 80 años que tienen endoprótesis para abrir obstrucciones en sus arterias carótidas tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular después del tratamiento que aquellos que tuvieron la operación abierta. Pero si eres más joven, ambos procedimientos suelen ser igualmente beneficiosos.

Las obstrucciones ocurren después de años de acumulación de placa en las paredes de las arterias. Si una de ellas se rompe, podría desplazarse hasta el cerebro y cortar el suministro de sangre, causando un accidente cerebrovascular. Esta es una comparación de los dos procedimientos.

Primero, la operación estándar. Con el paciente sometido a anestesia general, el Dr. Hakaim hace una incisión en el cuello para exponer la arteria carótida que transporta sangre a la cara y al cerebro. Luego inserta una derivación temporal para redirigir la sangre para que puedan trabajar en la arteria. A continuación, abre la arteria longitudinalmente, retira la placa y cierra la incisión.

La endoprótesis es menos invasiva. Con el paciente bajo anestesia local, el Dr. Hakaim hace avanzar un catéter a través de la arteria femoral en la pierna hasta la obstrucción. Justo encima de esta, coloca un pequeño dispositivo en forma de paraguas para asegurarse de que, si las piezas de la placa se desprenden, no se vayan hacia el cerebro. Luego, despliega el estent, que se empuja a su sitio mediante un globo. El stent abre la arteria y aplasta la placa contra la pared de la arteria.

Albert Hakaim, M.D.: Así que esta es la arteria carótida común. Y aquí es donde la arteria se ramifica, por lo que esta rama va a la cara. Aquí se produjo el estrechamiento. Este es el estent antes de la angioplastia.

Vivien Williams: Dos procedimientos, ambos seguros y eficaces para prevenir accidentes cerebrovasculares en los grupos correctos de pacientes. El ensayo CREST es importante, ya que el accidente cerebrovascular es la tercera causa principal de muerte en los Estados Unidos y la principal causa de discapacidad. Ahora los médicos pueden estar más seguros de que los procedimientos que realizan para sus pacientes reducirán el riesgo de accidentes cerebrovasculares. Soy Vivien Williams para Medical Edge.

Feb. 18, 2021