Descripción general

La reconstrucción mamaria es un procedimiento quirúrgico que devuelve la forma de tus senos después de una mastectomía (una cirugía que extrae tus mamas para tratar o prevenir el cáncer de mama).

Un tipo de reconstrucción mamaria utiliza implantes mamarios —dispositivos de silicona rellenos de gel de silicona o agua salada (solución salina)— para remodelar tus senos. La reconstrucción mamaria con implantes mamarios es un procedimiento complejo que realiza un cirujano plástico.

El proceso de reconstrucción mamaria puede comenzar al momento en que te realizan la mastectomía (reconstrucción inmediata) o se puede realizar posteriormente (reconstrucción retrasada). El proceso de reconstrucción mamaria generalmente requiere dos o más operaciones. También puedes esperar diferentes consultas durante dos a tres meses posteriores a la cirugía inicial para expandir y estirar la piel de tu pecho en preparación para el implante.

La reconstrucción mamaria no recreará el aspecto y sensibilidad exactos de tus senos naturales. Sin embargo, la figura de tus nuevos senos puede recuperar una silueta similar a la que tenías antes de la mastectomía.

Riesgos

La reconstrucción mamaria con un implante mamario tiene riesgos de complicaciones, entre ellas:

  • Mamas que no coinciden entre sí en tamaño o aspecto (asimetría)
  • Dolor en las mamas
  • Desinflado o rotura del implante
  • Cicatrización deficiente de incisiones
  • Aumento del riesgo de una futura cirugía mamaria para reemplazar o retirar el implante mamario
  • Cambios en la sensibilidad de las mamas
  • Infección
  • Sangrado
  • Formación de un tejido de cicatrización que comprime el implante y el tejido mamario, dándole una textura dura y una forma poco natural (contractura capsular)
  • Riesgos asociados a la anestesia
  • Riesgo muy bajo pero mayor de un cáncer poco frecuente en el sistema inmunitario, denominado linfoma anaplástico de células grandes (ALCL), que está relacionado con los implantes mamarios texturados, aunque se necesita más investigación para comprender la relación entre el ALCL y los implantes mamarios

La corrección de cualquiera de estas complicaciones puede requerir una cirugía adicional.

Si necesitas radioterapia adyuvante para la piel y la pared torácica después de una mastectomía (radiación posterior a la mastectomía), posiblemente no seas una candidata ideal para la reconstrucción con implante mamario. Tener un implante mamario puede hacer que sea más difícil proporcionar radioterapia de manera efectiva y es posible que el implante se deba desinflar. También podría haber un mayor riesgo de complicaciones. La piel y el tejido debajo de esta pueden volverse más firmes, descoloridos e inflamados debido a la radioterapia.

Cómo te preparas

Antes de realizarte una mastectomía, el médico puede recomendarte que te reúnas con un cirujano plástico. Consulta con un cirujano plástico que esté certificado por un comité y que tenga experiencia en la reconstrucción mamaria después de la mastectomía. Idealmente, tu cirujano de mamas y el cirujano plástico deberían trabajar juntos para desarrollar la mejor estrategia de tratamiento quirúrgico y de reconstrucción mamaria en tu situación.

El cirujano plástico te describirá las opciones quirúrgicas y tratará las ventajas y las desventajas de la reconstrucción basada en un implante, y puede mostrarte fotos de mujeres que se hayan sometido a diferentes tipos de reconstrucción mamaria. Tu tipo constitucional, tu estado de salud y el tratamiento oncológico son tenidos en cuenta para elegir la clase de reconstrucción más adecuada para ti. El cirujano plástico proporciona información sobre la anestesia, la localización de la cirugía y sobre qué tipos de procedimientos de seguimiento pueden ser necesarios.

El cirujano plástico puede tratar las ventajas y las desventajas de la cirugía en la mama contraria, aun cuando esté sana, para que se corresponda mejor a la forma y al tamaño de la mama reconstruida. La cirugía para extirpar la mama sana (mastectomía profiláctica contralateral) puede duplicar el riesgo de las complicaciones quirúrgicas, tales como sangrado e infección. Además, puede haber menor satisfacción con los resultados estéticos después de la cirugía.

Antes de la cirugía, sigue las instrucciones específicas de tu médico para prepararte para el procedimiento. Esto puede incluir pautas sobre la comida y la bebida, adaptar los medicamentos actuales y dejar de fumar.

Lo que puedes esperar

La reconstrucción mamaria comienza con la colocación de un implante mamario o un expansor tisular, ya sea en el momento de la mastectomía (reconstrucción inmediata) o durante un procedimiento posterior (reconstrucción retrasada). La reconstrucción mamaria suele requerir varias operaciones, incluso si eliges la reconstrucción inmediata.

Implantes mamarios

Un implante mamario es una estructura de silicona redonda o con forma de lágrima, rellena con agua salada (solución salina) o gel de silicona. Los implantes con gel de silicona en algún momento estuvieron restringidos debido a problemas de seguridad, pero ahora se los considera seguros.

Un cirujano plástico coloca el implante, ya sea detrás o delante del músculo del tórax (músculo pectoral). Los implantes que se colocan delante del músculo se mantienen en el lugar mediante el uso de un tejido especial denominado matriz dérmica acelular. Con el paso del tiempo, tu cuerpo reemplaza este tejido con colágeno.

A algunas mujeres se les puede colocar el implante mamario permanente en el mismo momento en que se realiza la mastectomía (reconstrucción inmediata). Sin embargo, muchas mujeres necesitan un proceso en dos etapas y deben utilizar un expansor tisular antes de colocarse el implante permanente.

Expansores tisulares

La expansión tisular es un proceso que estira lo que queda de piel en el pecho y los tejidos blandos para crear un espacio para el implante mamario. Durante la mastectomía, el médico coloca un expansor tisular parecido a un balón debajo del músculo pectoral o sobre este. En los meses siguientes, a través de una pequeña válvula debajo de la piel, el médico o enfermera utiliza una jeringa para inyectar solución salina en la válvula y llenar el balón en etapas.

Este proceso gradual permite que la piel se estire con el paso del tiempo. Deberás visitar al médico todas las semanas o cada dos semanas para que inyecten la solución salina. A medida que el implante se vaya expandiendo, podrás sentir un poco de presión o molestia.

Un tipo más nuevo de expansor tisular usa dióxido de carbono. Este expansor controlado remotamente libera el gas de un depósito interno. En comparación con la expansión que usa solución salina, la expansión gradual que usa dióxido de carbono puede disminuir la cantidad de malestar que sientes.

Una vez que el tejido se haya expandido lo suficiente, el cirujano realizará una segunda cirugía para retirar el expansor tisular y reemplazarlo por un implante permanente, que se coloca en el mismo lugar que el expansor tisular.

Recuperación

Durante varias semanas posteriores a la cirugía, podrías sentirte cansada y dolorida. El médico te recetará medicamentos para ayudarte a controlar el dolor.

Retomar las actividades normales puede llevar seis semanas o más. Durante este período, toma las cosas con calma.

El médico te informará si debes restringir tus actividades, por ejemplo evitar levantar objetos sobre el nivel de la cabeza o realizar actividades físicas extenuantes. No te sorprendas si la recuperación tras la cirugía parece llevar mucho tiempo: puedes tardar incluso hasta uno o dos años en sentirte completamente curada.

Por lo general, deberás hacer consultas de seguimiento anuales con el cirujano plástico para controlar la mama reconstruida después de que se complete la reconstrucción. Sin embargo, pide una consulta antes de que se cumpla ese tiempo si tienes dudas acerca de la reconstrucción.

Reconstrucción de pezón

La reconstrucción mamaria también puede implicar la reconstrucción del pezón, si así lo deseas. Este procedimiento puede comprender un tatuaje para definir el área oscura de piel que rodea al pezón (areola).

Análisis para detección de cáncer de mama en el futuro

Si solo te reconstruyeron una mama, deberás realizarte regularmente una mamografía de detección en la otra mama. La mamografía no es necesaria para las mamas que fueron reconstruidas.

Puedes optar por realizar autoexámenes de mamas en la mama natural y la piel y el área circundante de la mama reconstruida. Esto te puede ayudar a familiarizarte con las alteraciones en la mama después de la cirugía, para poder estar alerta a cualquier cambio nuevo e informarlo a tu médico.

Resultados

Debes mantener expectativas realistas cuando te anticipas al resultado de la cirugía. La cirugía de reconstrucción mamaria ofrece muchos beneficios, pero no te hará ver ni sentir exactamente como estabas antes de la mastectomía.

Qué puede hacer la reconstrucción mamaria:

  • Contornear el pecho
  • Brindar una mejor simetría a los pechos para que se vean similares debajo de la ropa o del traje de baño
  • Ayudar a evitar la necesidad de una prótesis externa dentro del sostén

Qué podría hacer la reconstrucción mamaria:

  • Mejorar tu autoestima e imagen corporal
  • Borrar parcialmente los recuerdos físicos de tu enfermedad
  • Requerir una cirugía adicional para corregir problemas reconstructivos

Qué no puede hacer la reconstrucción mamaria:

  • Hacer que luzcas exactamente como antes
  • Posibilitar que la mama reconstruida tenga las mismas sensaciones que la mama normal

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

March 16, 2019
References
  1. AskMayoExpert. Breast implants. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  2. AskMayoExpert. Breast reconstruction. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  3. Breast reconstruction after mastectomy. National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/breast/reconstruction-fact-sheet. Accessed Nov. 13, 2018.
  4. Townsend CM Jr, et al. Breast reconstruction. In: Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 20, 2018.
  5. Sbitany H. Breast reconstruction. The Surgical Clinics of North America. 2018;98:845.
  6. O’Halloran N, et al. Recent advances and future directions in postmastectomy breast reconstruction. Clinical Breast Cancer. 2018;18:e571.
  7. Boughey JC, et al. Contralateral prophylactic mastectomy (CPM) consensus statement from the American Society of Breast Surgeons: Data on CPM outcomes and risks. Annals of Surgical Oncology. 2016;23:3100.
  8. Nahabedian M. Implant-based breast reconstruction and augmentation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 13, 2018.

Reconstrucción mamaria con implantes