Descripción general

La reconstrucción mamaria es un procedimiento quirúrgico que devuelve la forma de la mama después de una mastectomía (cirugía que extrae la mama para tratar o prevenir el cáncer de mama). La reconstrucción mamaria con cirugía con colgajos implica tomar una porción de tejido de un área del cuerpo (generalmente, del abdomen) y reubicarla para crear un nuevo montículo mamario.

La reconstrucción mamaria mediante cirugía con colgajos es un procedimiento complejo realizado por un cirujano plástico. Gran parte de la reconstrucción mamaria que utiliza los propios tejidos del cuerpo se puede realizar al mismo tiempo que la mastectomía (reconstrucción inmediata), aunque algunas veces se puede realizar como un procedimiento por separado posteriormente (reconstrucción retrasada).

Tu cirujano plástico puede recomendar un procedimiento de dos etapas. En la primera etapa se coloca un expansor de implantes y en la segunda etapa se completa la reconstrucción de tejidos. Es probable que necesites otra cirugía para realizar la reconstrucción de los pezones.

Riesgos

La reconstrucción mamaria mediante cirugía con colgajos es un procedimiento mayor y puede presentar complicaciones significativas, tales como:

  • Cambios en la sensibilidad de las mamas
  • Cirugía y aplicación de anestesia prolongadas
  • Tiempo de recuperación y curación extendido
  • Cicatrización incorrecta de las heridas
  • Acumulación de líquido (seroma)
  • Infección
  • Sangrado
  • Muerte de tejido (necrosis) debido al suministro de sangre insuficiente
  • Pérdida de sensibilidad en el lugar de donación del tejido
  • Hernia o debilidad en la pared abdominal

La radioterapia aplicada en la piel y la pared del tórax puede ocasionar complicaciones durante la cicatrización si se suministra después de la cirugía de reconstrucción mamaria. El médico puede recomendar esperar hasta terminar la radioterapia antes de continuar con la segunda etapa de la reconstrucción mamaria.

Cómo te preparas

Antes de realizarte una mastectomía, el médico puede recomendarte que te reúnas con un cirujano plástico. Consulta con un cirujano plástico que esté certificado por un comité y que tenga experiencia en la reconstrucción mamaria después de la mastectomía. Idealmente, el cirujano de mamas y el cirujano plástico deben trabajar juntos para elaborar el mejor tratamiento quirúrgico y una estrategia de reconstrucción mamaria para tu situación.

El cirujano plástico te describirá las opciones quirúrgicas y puede mostrarte fotos de mujeres que se hayan sometido a diferentes tipos de reconstrucción mamaria. Tu tipo de cuerpo, tu estado de salud y el tratamiento oncológico son factores que se tienen en cuenta para elegir la clase de reconstrucción más adecuada para ti. El cirujano plástico también proporciona información sobre la anestesia, el lugar en el cual se realizará la operación y qué tipos de procedimientos de seguimiento pueden ser necesarios.

El cirujano plástico puede analizar los pros y los contras de una cirugía en la mama contraria, incluso si está sana, para que se corresponda mejor a la forma y al tamaño de la mama reconstruida. La cirugía para extirpar las mamas sanas (mastectomía profiláctica contralateral) puede duplicar el riesgo de que aparezcan complicaciones quirúrgicas, como sangrado e infección. Además, puedes quedar menos satisfecha con los resultados estéticos después de la cirugía.

Antes de la cirugía, sigue las instrucciones del médico para prepararte para el procedimiento. Esto puede comprender pautas sobre la comida y la bebida, adaptar los medicamentos actuales y dejar de fumar.

Lo que puedes esperar

Hay posibilidades de que tu nueva mama no luzca exactamente como se veía la natural. Sin embargo, el contorno de la nueva mama puede, por lo general, restaurarse para que tu silueta luzca similar a la silueta que tenías antes de la cirugía.

La reconstrucción mamaria mediante cirugía con colgajos es la opción reconstructiva de mamas más compleja. Tu cirujano transfiere una sección de piel, músculo, grasa y vasos sanguíneos de una parte del cuerpo al pecho para crear un nuevo montículo mamario. En algunos casos, es necesario aumentar la piel y el tejido con un implante mamario para lograr el tamaño deseado de la mama.

Métodos quirúrgicos

La reconstrucción mamaria de tejido autólogo utiliza uno de dos métodos quirúrgicos:

  • Cirugía con colgajo pediculada El cirujano corta algunos de los vasos sanguíneos del tejido que se transferirá, pero mantiene intactos los demás vasos sanguíneos. Al transportar el tejido por debajo de la piel hasta el área del pecho, el cirujano crea entonces el nuevo bolsillo o montículo mamario para el implante.
  • Cirugía con colgajos libres. El cirujano desconecta el tejido completamente de su suministro sanguíneo y lo vuelve a fijar a vasos sanguíneos nuevos, cerca del pecho. Debido a que hay que reinsertar los vasos sanguíneos, la cirugía con colgajos libres lleva, por lo general, más tiempo que la cirugía con colgajos pediculados.

Tipos de cirugía con colgajos

El tejido para la reconstrucción mamaria generalmente proviene del abdomen. También se puede usar el tejido de la espalda o, con menos frecuencia, de los glúteos. Tu cirujano determina cuál es el mejor método para ti según tu tipo de sangre y tus antecedentes médicos y quirúrgicos.

  • Abdomen (colgajo TRAM). El cirujano extrae tejido (que incluye músculo) del abdomen en un procedimiento conocido como «colgajo miocutáneo transverso del recto abdominal (TRAM)». El colgajo TRAM puede transferirse como un colgajo libre o un colgajo pediculado.

    Un colgajo TRAM pediculado utiliza todo el músculo recto, uno de los músculos más importantes del abdomen. Para un colgajo TRAM libre que no utiliza todo el músculo, el cirujano toma solo una parte del músculo abdominal recto, lo que puede ayudarte a conservar la fuerza abdominal después de la cirugía.

  • Abdomen (colgajo DIEP). Un procedimiento más nuevo, el del colgajo de perforador epigástrico profundo inferior (DIEP), es similar al del colgajo TRAM que no utiliza todo el músculo, pero solo se extraen piel y grasa. La mayor parte del músculo abdominal se deja en el lugar y se toma tejido muscular mínimo para formar el nuevo montículo mamario. Volver a conectar los vasos sanguíneos requiere experiencia en cirugía a través de un microscopio (microcirugía).

    Una ventaja de este tipo de reconstrucción mamaria es que conservarás más fuerza en el abdomen. Si tu cirujano no puede realizar un procedimiento de colgajo DIEP por motivos anatómicos, podría optar en cambio por el procedimiento TRAM que no utiliza todo el músculo.

  • Abdomen (colgajo SIEA). Una variación del colgajo DIEP, el colgajo de la arteria epigástrica inferior superficial (SIEA), utiliza el mismo tejido abdominal pero depende de vasos sanguíneos que no están tan profundos en el abdomen. Esto proporciona una opción menos invasiva, pero no todos los vasos sanguíneos de la arteria epigástrica inferior superficial de las mujeres son adecuados para este tipo de cirugía con colgajos.
  • Espalda (colgajo latissimus dorsi). Esta técnica quirúrgica toma piel, grasa y músculo de la parte superior de la espalda, que se transfiere al pecho por debajo de la piel mediante un conducto en forma de túnel. Debido a que la cantidad de piel y otro tejido es, por lo general, menor que en una cirugía con colgajos TRAM, este enfoque puede utilizarse para mamas pequeñas o medianas o para crear un bolsillo para un implante mamario. Si bien es poco frecuente, algunas mujeres experimentan debilidad muscular en la espalda, el hombro o el brazo después de esta cirugía.
  • Glúteos (colgajo glúteo). Un colgajo glúteo es un procedimiento de colgajo libre que toma tejido de los glúteos y lo trasplanta al área del tórax. Un colgajo glúteo puede ser una opción para las mujeres que prefieren la reconstrucción del tejido pero no tienen suficiente tejido extra en la espalda o el abdomen.
  • Muslo interno (TUG). Otra opción más nueva, el colgajo transversal del músculo recto interno (TUG), utiliza músculo y tejido graso desde la parte inferior de los glúteos hasta el muslo interno. La cirugía con colgajos TUG, que no está disponible en todos lados, puede ser una opción para las mujeres cuyos muslos se tocan y que tienen mamas pequeñas o medianas.

Debido a que el suministro de sangre adecuado es fundamental para la supervivencia del tejido trasplantado en la cirugía con colgajos, tu cirujano puede preferir no realizar un procedimiento de colgajo pediculado si fumas o tienes diabetes, enfermedad vascular o un trastorno del tejido conectivo. Si fumas, es posible que te soliciten que dejes de hacerlo durante cuatro a seis semanas antes de la cirugía. Además, la obesidad puede impedirte que recibas un colgajo TRAM pediculado.

En general, la cirugía de reconstrucción mamaria con colgajos es más extensa que la mastectomía o la reconstrucción con implantes. Los procedimientos con colgajos producen incisiones más grandes que llevan más tiempo de curación, por lo que requieren un período de recuperación más extenso y pueden requerir una estancia hospitalaria más prolongada.

Una nueva técnica para la reconstrucción mamaria, injerto de grasa autóloga, utiliza liposucción para reunir tejido de grasa de tus muslos, abdomen o glúteos para reconstruir la mama o para mejorar la apariencia de la mama después de la reconstrucción.

Reconstrucción de pezón

La reconstrucción mamaria también puede implicar la reconstrucción del pezón, si así lo deseas. Este procedimiento puede comprender un tatuaje para definir la zona oscura de piel que rodea al pezón (areola).

Recuperación

Puedes estar cansada y dolorida durante algunas semanas después de la cirugía. El médico puede recetarte medicamentos para controlar el dolor. Es posible que después de la cirugía permanezcas durante un breve período con tubos de drenaje colocados para extraer el exceso de líquido que se acumula en el lugar de la cirugía.

El uso de un vendaje elástico o un sujetador de soporte puede ayudar reducir la inflamación y brindar soporte a la mama mientras se cura.

También tendrás puntos (suturas) después de la cirugía. Probablemente sean suturas absorbibles, por lo que no será necesario que te las extraigan. Las cicatrices son permanentes, pero suelen atenuarse con el tiempo.

Puede llevar hasta seis semanas o más reanudar las actividades normales. Tu médico te informará las restricciones en tus actividades, como evitar levantar objetos por encima de la cabeza o realizar actividades físicas extenuantes. No te sorprendas si parece llevar mucho tiempo recuperarse de la cirugía: algunas mujeres informan que lleva incluso hasta un año o dos antes de sentirse completamente curadas y volver a la normalidad.

Análisis para detección de cáncer de mama en el futuro

Si solo te reconstruyeron una mama, deberás realizarte regularmente una mamografía de detección en la otra mama. La mamografía no es necesaria para las mamas que fueron reconstruidas.

También puedes optar por realizar autoexámenes de mamas en la mama natural y en la piel y el área que rodea a la mama reconstruida. Esto te puede ayudar a familiarizarte con las alteraciones en la mama después de la cirugía, para poder estar alerta a cualquier cambio nuevo e informarlo a tu médico.

Resultados

Debes tener expectativas realistas acerca de la cirugía. La reconstrucción mamaria ofrece muchos beneficios, pero no hará que tus senos recuperen exactamente el mismo aspecto y sensibilidad que tenían antes de la mastectomía.

Qué puede hacer la reconstrucción mamaria:

  • Contornear el pecho
  • Ayudar a que tus senos luzcan naturales debajo de la ropa o de un traje de baño
  • Ayudar a evitar la necesidad de utilizar una prótesis externa dentro del sostén

Qué se puede lograr con la reconstrucción mamaria:

  • Mejorar tu autoestima e imagen corporal
  • Borrar parcialmente los recuerdos físicos de tu enfermedad
  • Requerir una cirugía adicional para corregir problemas reconstructivos

Qué no puede hacer la reconstrucción mamaria:

  • Hacer que luzcas exactamente como antes
  • Posibilitar que la mama reconstruida tenga las mismas sensaciones que la mama normal
March 16, 2019
References
  1. AskMayoExpert. Breast reconstruction. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  2. Breast reconstruction after mastectomy. National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/breast/reconstruction-fact-sheet. Accessed Nov. 13, 2018.
  3. Townsend CM Jr, et al. Breast reconstruction. In: Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 20, 2018.
  4. Nahabedian M. Options for flap-based breast reconstruction. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 13, 2018.
  5. Sbitany H. Breast reconstruction. The Surgical Clinics of North America. 2018;98:845.
  6. Boughey JC, et al. Contralateral prophylactic mastectomy (CPM) consensus statement from the American Society of Breast Surgeons: Data on CPM outcomes and risks. Annals of Surgical Oncology. 2016;23:3100.
  7. O'Halloran N, et al. Recent advances and future directions in postmastectomy breast reconstruction. Clinical Breast Cancer. 2018;18:e571.

Reconstrucción mamaria mediante cirugía con colgajos