Densidad ósea

Hueso normal y hueso debilitado

Debido a la pérdida ósea, la capa exterior del hueso se vuelve más fina y el interior más poroso. Un hueso normal (A) es fuerte y flexible. Un hueso osteoporótico (B) es más débil y propenso a fracturas.