Descripción general

El bypass gástrico y otras cirugías de pérdida de peso (conocidas colectivamente como cirugía bariátrica) implican hacer cambios en tu sistema digestivo para ayudarte a perder peso. La cirugía bariátrica se realiza cuando la dieta y el ejercicio no han funcionado o cuando tienes problemas graves de salud debido a tu peso. Algunos procedimientos limitan la cantidad que puede comer. Otros procedimientos funcionan reduciendo la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes. Algunos procedimientos hacen ambas cosas.

Aunque la cirugía bariátrica puede ofrecer muchos beneficios, todas las formas de cirugía de pérdida de peso son procedimientos importantes que pueden presentar riesgos y efectos secundarios graves. Además, debes hacer cambios saludables definitivos en la dieta y hacer ejercicio regularmente para ayudar a garantizar el éxito a largo plazo de la cirugía bariátrica.

El enfoque de Mayo Clinic

Productos y servicios

Tipos

Por qué se realiza

La cirugía bariátrica se realiza para ayudarte a perder el exceso de peso y para reducir el riesgo de que se presenten problemas de salud potencialmente mortales relacionados con el peso, como los siguientes:

  • Enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares
  • Presión arterial alta
  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) o esteatohepatitis no alcohólica (ENA)
  • Apnea del sueño
  • Diabetes tipo 2

Por lo general, la cirugía bariátrica se realiza únicamente después de haber intentado bajar de peso con mejores hábitos alimenticios y ejercicio.

A quién va dirigido

En general, la cirugía bariátrica podría ser una opción para ti si:

  • Tu índice de masa corporal es de 40 o más (obesidad extrema).
  • Tu índice de masa corporal es de 35 a 39,9 (obesidad), y tienes un problema de salud grave relacionado con el peso, como diabetes tipo 2, presión arterial alta o apnea del sueño grave. En algunos casos, puedes reunir los requisitos de ciertos tipos de cirugía de pérdida de peso si tu índice de masa corporal es de 30 a 34 y tienes problemas de salud graves relacionados con el peso.

La cirugía bariátrica no es para todas las personas que tienen sobrepeso grave. Es posible que tengas que cumplir con ciertas pautas médicas para reunir los requisitos para la cirugía de pérdida de peso. Es probable que tengas un extenso proceso de evaluación para ver si puedes someterte a ella. También debes estar dispuesto a hacer cambios permanentes para llevar un estilo de vida más saludable.

Es posible que te le pida que participes en planes de seguimiento a largo plazo que incluyan el control de tu nutrición, estilo de vida y conducta, y tus afecciones médicas.

Y ten en cuenta que la cirugía bariátrica es costosa. Consulta con tu plan de seguro de salud o tu oficina regional de Medicare o Medicaid para averiguar si tu póliza cubre esta cirugía.

Riesgos

Como cualquier otro procedimiento importante, la cirugía bariátrica presenta riesgos potenciales para la salud, tanto a corto como a largo plazo.

Los riesgos asociados con el procedimiento quirúrgico pueden incluir:

  • Sangrado excesivo
  • Infección
  • Reacciones adversas a la anestesia
  • Coágulos sanguíneos
  • Problemas pulmonares o respiratorios
  • Fugas en tu sistema gastrointestinal
  • Muerte (poco frecuente)

Los riesgos y complicaciones a largo plazo de la cirugía de pérdida de peso varían dependiendo del tipo de cirugía. Pueden incluir:

  • Obstrucción intestinal
  • Síndrome de evacuación rápida gástrica, que provoca diarrea, enrojecimiento, mareos, náuseas o vómitos
  • Cálculos biliares
  • Hernias
  • Nivel bajo de glucosa sanguínea (hipoglucemia)
  • Desnutrición
  • Úlceras
  • Vómitos
  • Reflujo ácido
  • La necesidad de una segunda cirugía o procedimiento, o cirugía de revisión
  • Muerte (poco frecuente)

Cómo prepararse

Si reúnes los requisitos para la cirugía bariátrica, tu equipo de atención médica te da instrucciones sobre cómo prepararte para tu tipo específico de cirugía. Es posible que necesites hacerte varias pruebas de laboratorio y exámenes antes de la cirugía. Puedes tener restricciones en la comida y la bebida y en los medicamentos que puedes tomar. Es posible que se te pida que inicies un programa de actividad física y que dejes de consumir tabaco.

También es posible que necesites prepararte y planificar con anticipación tu recuperación después de la cirugía. Por ejemplo, organízate para que te asistan en tu casa si crees que vas a necesitar ayuda.

Lo que puedes esperar

La cirugía bariátrica se realiza en el hospital con anestesia general. Esto significa que estarás inconsciente durante el procedimiento.

Los detalles de la cirugía dependen de tu situación particular, del tipo de cirugía para bajar de peso a la que te sometas y de las prácticas del hospital o del médico. En algunas cirugías para bajar de peso se realizan las tradicionales incisiones grandes, o abiertas, en el abdomen.

Hoy en día, la mayoría de las cirugías bariátricas se realizan por vía laparoscópica. Un laparoscopio es un pequeño instrumento tubular que tiene una cámara conectada. El laparoscopio se introduce a través de pequeñas incisiones en el abdomen. La diminuta cámara que está en la punta del laparoscopio le permite al cirujano ver y operar dentro del abdomen sin tener que hacer las tradicionales incisiones grandes. La cirugía laparoscópica permite que la recuperación sea más rápida y corta, pero no es conveniente para todas las personas.

La cirugía suele durar varias horas. Después de la cirugía, te despertarás en una sala de recuperación, donde el personal médico te controlará para detectar cualquier tipo de complicación. En función del procedimiento, es posible que debas permanecer unos días en el hospital.

Tipos de cirugía bariátrica

Cada tipo de cirugía bariátrica tiene sus ventajas y desventajas. Asegúrate de hablar con el médico sobre estas. A continuación, se describen los tipos más comunes de cirugía bariátrica:

  • Bypass gástrico en Y de Roux. Este procedimiento es el método más común de bypass gástrico. Por lo general, esta cirugía es irreversible. Logra disminuir la cantidad de alimentos que puedes comer de una vez y reducir la absorción de nutrientes.

    El cirujano corta la parte superior del estómago para separarla del resto del estómago. De esta manera, se crea un reservorio que tiene más o menos el tamaño de una nuez y que sólo puede contener una onza (28 gramos) de comida. Normalmente, el estómago puede contener alrededor de 3 pintas (1,5 litros) de comida.

    Luego, el cirujano corta el intestino delgado y cose una parte de este directamente en el reservorio. Así, la comida ingresa a este pequeño reservorio del estómago y, luego, pasa directamente al intestino delgado que está cosido a él. Los alimentos no atraviesan la mayor parte del estómago ni la primera parte del intestino delgado, sino que ingresan directamente a la parte media del intestino delgado.

  • Manga gástrica. Con la manga gástrica, se extirpa un 80 % del estómago, el cual adquiere la forma de una bolsa larga en forma de tubo. Como el estómago es más pequeño, no puede contener tanta comida. Además, produce una menor cantidad de grelina, la hormona que regula el apetito, lo cual puede llegar a aplacar el deseo de comer.

    Este procedimiento tiene varias ventajas. Por ejemplo, permite perder una considerable cantidad de peso sin tener que redireccionar los intestinos. Además, los pacientes que se realizan la manga gástrica deben permanecer internados durante menos tiempo en comparación con la mayoría de los otros procedimientos.

  • Derivación biliopancreática con cruce duodenal. Se trata de una cirugía de dos partes. La primera parte consiste en realizar un procedimiento similar a una manga gástrica. La segunda cirugía consiste en conectar la parte final del intestino al duodeno cerca del estómago (cruce duodenal y derivación biliopancreática) para evitar la mayor parte del intestino.

    Esta cirugía limita la cantidad de comida que puedes ingerir y reduce la absorción de nutrientes. Si bien es extremadamente eficaz, implica mayores riesgos, como la desnutrición y las deficiencias vitamínicas.

El tipo de cirugía para bajar de peso que es mejor para ti depende de tu situación particular. El cirujano tendrá en cuenta muchos factores, como el índice de masa corporal, los hábitos alimenticios, otros problemas de salud, cirugías anteriores y los riesgos que implica cada procedimiento.

    Después de la cirugía bariátrica

    Después de la cirugía de pérdida de peso, generalmente no se te permitirá comer durante uno o dos días para que tu estómago y tu sistema digestivo puedan sanar. Luego, deberás hacer una dieta específica durante unas semanas. La dieta comienza con líquidos solamente, luego continúa con alimentos muy blandos hechos puré y, eventualmente, pasa a alimentos comunes. Puedes tener muchas restricciones o límites con respecto a cuánto puedes comer y beber y qué cosas.

    También asistirás a controles médicos frecuentes para monitorear tu salud durante los primeros meses después de la cirugía de pérdida de peso. Es posible que necesites pruebas de laboratorio, análisis de sangre y diversos exámenes.

    Resultados

    El bypass gástrico y otras cirugías bariátricas pueden proporcionar una pérdida de peso a largo plazo. La cantidad de peso que pierdes depende de tu tipo de cirugía y del cambio de hábitos en tu estilo de vida. Puede ser posible perder la mitad o incluso más de tu exceso de peso en un plazo de dos años.

    Además de la pérdida de peso, la cirugía de bypass gástrico puede mejorar o resolver afecciones que a menudo se relacionan con el sobrepeso, como:

    • Cardiopatía
    • Presión arterial alta
    • Apnea obstructiva del sueño
    • Diabetes tipo 2
    • Enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) o esteatohepatitis no alcohólica (EHNA)
    • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
    • Artrosis (dolor en las articulaciones)

    La cirugía de bypass gástrico también puede mejorar tu capacidad para realizar actividades diarias de rutina, lo que podría ayudar a mejorar tu calidad de vida.

    Cuando la cirugía para bajar de peso no funciona

    La derivación gástrica y otras cirugías para bajar de peso no siempre salen tan bien como lo esperado. Si un procedimiento no funciona correctamente o deja de funcionar, es posible que no adelgaces y que contraigas graves problemas de salud.

    Asiste a todas las citas de seguimiento programadas después de la cirugía. Si notas que no estás bajando de peso o si tienes complicaciones, consulta al médico de inmediato. El médico controlará tu peso y evaluará los factores que podrían estar haciendo que no adelgaces.

    También es posible que no pierdas mucho peso o que vuelvas a subir de peso después de cualquier tipo de cirugía para adelgazar, incluso si la intervención en sí tiene éxito. Puedes llegar a aumentar de peso si no sigues los cambios de estilo de vida recomendados, como hacer actividad física con regularidad y comer alimentos saludables.

    Estudios clínicos

    Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

    Cirugía bariátrica - atención en Mayo Clinic

    Jan. 22, 2020
    1. Bariatric surgery. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/weight-management/bariatric-surgery. Accessed Aug. 14, 2019.
    2. Bariatric surgery. Hormone Health Network. https://www.hormone.org/diseases-and-conditions/bariatric-surgery. Accessed Sept. 15, 2019.
    3. McKean SC, et al., eds. Surgical management of obesity. In: Principles and Practice of Hospital Medicine. 2nd ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2017. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Sept. 15, 2019.
    4. Brunicardi FC, et al., eds. The surgical management of obesity. In: Schwartz's Principles of Surgery. 11th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2019. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Sept. 15, 2019.
    5. Bariatric surgery procedures. American Society for Metabolic and Bariatric Surgery. https://asmbs.org/patients/bariatric-surgery-procedures. Accessed Sept. 20, 2019.
    6. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Aug. 19, 2019.