En el caso de la insuficiencia valvular aórtica, la válvula aórtica no se cierra adecuadamente, lo que provoca fugas de sangre de regreso al ventrículo izquierdo.