Descripción general

Existe una glándula suprarrenal apoyada sobre cada uno de los riñones. Las dos glándulas suprarrenales producen varias hormonas que ayudan a regular el metabolismo, el sistema inmunitario, la presión arterial, el azúcar en sangre y otras funciones esenciales.

La mayoría de los tumores suprarrenales son no cancerígenos (benignos). Es posible que necesites una cirugía para extirpar una glándula suprarrenal si el tumor produce un exceso de hormonas o si es de gran tamaño (más de 2 pulgadas o 4 a 5 centímetros). También podrías necesitar una cirugía si el tumor es canceroso (maligno) o se sospecha que lo es. Esta cirugía recibe el nombre de «adrenalectomía». La adrenalectomía también puede ser necesaria para extirpar el cáncer que se diseminó (metastatizó) desde otra ubicación, como el riñón o el pulmón.

Si se extirpan las dos glándulas suprarrenales, deberás tomar medicamentos hormonales suplementarios. Si solo se extrae una glándula suprarrenal, la glándula restante asumirá plenamente la función y no será necesario tomar medicamentos de forma continua.

Tipos de adrenalectomía

Los cirujanos pueden realizar una adrenalectomía mediante una cirugía mínimamente invasiva (laparoscópica) o una cirugía abierta tradicional, o pueden usar la crioablación. El procedimiento que recomienden dependerá del tamaño y del tipo del tumor o del trastorno que afecte la glándula suprarrenal.

  • Cirugía mínimamente invasiva. A menudo, los cirujanos endocrinos de Mayo Clinic pueden realizar una cirugía mínimamente invasiva (laparoscópica) para los tumores de la glándula suprarrenal, dado que esta glándula es relativamente pequeña. La cirugía laparoscópica tiene muchos beneficios, como cicatrices más pequeñas, menos dolor y un período de recuperación más breve que la cirugía abierta tradicional.

    Un abordaje alternativo a la cirugía laparoscópica es la adrenalectomía retroperitoneoscópica posterior, en la que los cirujanos realizan pequeñas incisiones en la espalda. A veces, los cirujanos usan el sistema quirúrgico robótico da Vinci para realizar adrenalectomías laparoscópicas.

  • Cirugía abierta. Por lo general, la cirugía abierta se reserva para tumores grandes o cancerosos (malignos). Los médicos realizan la cirugía abierta con instrumentos e incisiones tradicionales.
  • Crioablación. Además, los médicos de Mayo Clinic pueden usar la crioablación para tratar tumores suprarrenales. En este procedimiento, se usan imágenes por tomografía computarizada para guiar la inserción de una sonda que congela y destruye tumores suprarrenales. Los radiólogos intervencionistas pueden usar la crioablación como opción de tratamiento para los tumores pequeños que se han propagado a la glándula suprarrenal (metástasis), especialmente, cuando la cirugía conlleva un riesgo alto.

El médico te explicará las opciones de tratamiento y discutirá acerca de si la adrenalectomía es el tratamiento más adecuado para ti.