Descripción general

La prueba de A1C es un análisis de sangre frecuente usado para diagnosticar la diabetes tipo 1 y tipo 2, y luego determinar cómo se está controlando la diabetes. La prueba de A1C también recibe otros nombres, entre ellos hemoglobina glicosilada, hemoglobina glucosilada, hemoglobina A1C y HbA1c.

Esta prueba de A1C indica el nivel promedio de azúcar en la sangre de los últimos dos o tres meses. En especial, la prueba de A1C mide el porcentaje de hemoglobina (una proteína en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno) que está cubierto con azúcar (glicosilada). Cuanto más elevado sea el nivel de A1C, menor será el control de azúcar en sangre y más elevado el riesgo de las complicaciones de la diabetes.

Por qué se realiza

Un comité internacional de expertos de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association), la European Association for the Study of Diabetes (Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes) y la Federación Internacional de Diabetes (International Diabetes Federation) recomienda que la prueba de A1C sea la prueba principal para diagnosticar la prediabetes, la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2.

Después de un diagnóstico de diabetes, la prueba de A1C se utiliza para controlar el plan de tratamiento de la diabetes. Dado que la prueba de A1C mide el nivel promedio de azúcar en la sangre durante los últimos dos o tres meses en lugar del nivel de azúcar en la sangre en un momento específico, es un mejor reflejo de cuán bien está funcionando el plan de tratamiento de la diabetes en general.

Probablemente, el médico utilizará la prueba de A1C cuando se te diagnostica diabetes por primera vez. Esto también ayuda a establecer un nivel de referencia de A1C. Es posible que sea necesario repetir la prueba mientras estás aprendiendo a controlar tu nivel de azúcar en sangre.

Más adelante, la frecuencia con la que debas hacer la prueba de A1C dependerá del tipo de diabetes que tengas, de tu plan de tratamiento y de qué tan bien controles tu nivel de azúcar. Por ejemplo, es posible que te recomienden realizar la prueba de A1C:

  • Una vez al año si tienes prediabetes, que indica un alto riesgo de convertirse en diabetes
  • Dos veces al año si tienes diabetes tipo 2, no te administras insulina y tu nivel de azúcar en sangre se mantiene constantemente dentro de tus límites objetivo
  • De tres a cuatro veces al año si tienes diabetes tipo 1
  • Cuatro veces al año si tienes diabetes tipo 2, te administras insulina para controlar la diabetes o tienes problemas para mantener el nivel de azúcar en sangre dentro de los límites objetivo.

Es posible que necesites hacerte la prueba de A1C con más frecuencia si el médico te cambia el plan de tratamiento para la diabetes o si comienzas a tomar un nuevo medicamento para la diabetes.

Cómo te preparas

La prueba de A1C es un análisis de sangre simple. Antes del análisis puedes comer y beber con normalidad.

Lo que puedes esperar

Durante la prueba de A1C, un miembro de tu equipo de atención médica toma una muestra de sangre al insertar una aguja en una vena del brazo o al pinchar la punta del dedo con una pequeña lanceta puntiaguda. Se envía la muestra de sangre a un laboratorio para su análisis. Puedes retomar tus actividades habituales de inmediato.

Resultados

Para una persona que no tiene diabetes, un nivel normal de A1C está por debajo del 5,7 por ciento. Alguien que ha tenido diabetes sin controlar por un período prolongado, puede tener un nivel de A1C superior al 8 por ciento.

Cuando se usa la prueba de A1C para diagnosticar la diabetes, un nivel de A1C de 6,5 por ciento o más en dos momentos diferentes indica que tienes diabetes. Un resultado de 5,7 a 6,4 por ciento se considera prediabetes, lo que indica un riesgo elevado de desarrollar diabetes.

Para la mayoría de las personas a las que ya se les ha diagnosticado diabetes, un nivel de A1C de 7 por ciento o menos es un objetivo de tratamiento frecuente. Los objetivos más elevados de hasta un 8 por ciento pueden ser adecuados para algunos pacientes. Si tu nivel de A1C es superior al objetivo, el médico puede recomendarte un cambio en tu plan de tratamiento de la diabetes. Recuerda, cuanto más elevado sea tu nivel de A1C, mayor será tu riesgo de presentar complicaciones de la diabetes.

A continuación se muestra cómo el nivel de A1C se relaciona con el nivel de azúcar en sangre promedio, expresado en miligramos por decilitro (mg/dL) o milimoles por litro (mmol/L):

Nivel de A1C Niveles de azúcar en sangre promedio estimados
5 por ciento 97 mg/dL (5,4 mmol/L)
6 por ciento 126 mg/dL (7 mmol/L)
7 por ciento 154 mg/dL (8,5 mmol/L)
8 por ciento 183 mg/dL (10,2 mmol/L)
9 por ciento 212 mg/dL (11,8 mmol/L)
10 por ciento 240 mg/dL (13,3 mmol/L)
11 por ciento 269 mg/dL (14,9 mmol/L)
12 por ciento 298 mg/dL (16,5 mmol/L)
13 por ciento 326 mg/dL (18,1 mmol/L)
14 por ciento 355 mg/dL (19,7 mmol/L)

Es importante que tengas en cuenta que la eficacia de las pruebas de A1C puede ser limitada en determinados casos. Por ejemplo:

  • Si experimentas un sangrado crónico o intenso, tus reservas de hemoglobina pueden haberse agotado. Esto hace que los resultados de la prueba de A1C sean erróneamente bajos.
  • Si tienes anemia por deficiencia de hierro, los resultados de la prueba de A1C pueden ser erróneamente elevados.
  • La mayoría de las personas tienen solo un tipo de hemoglobina, llamada hemoglobina A. Si tienes una forma poco frecuente de hemoglobina (llamada variante de hemoglobina), el resultado de la prueba de A1C puede ser erróneamente elevado o bajo. Las variantes de la hemoglobina se encuentran con mayor frecuencia en afroamericanos y personas con ascendencia mediterránea o del sudeste asiático. Las variantes de la hemoglobina pueden confirmarse mediante análisis de laboratorio. Si te diagnostican una variante de hemoglobina, tus pruebas de A1C deben realizarse en un laboratorio especializado para obtener resultados más exactos.
  • Si te has sometido a una transfusión de sangre recientemente o has tenido otras formas de anemia hemolítica, esta prueba quizá no sea útil, ya que los resultados pueden ser erróneamente bajos.

También ten en cuenta que los límites normales de los resultados de A1C varían un poco entre los laboratorios. Si consultas con un médico nuevo o usas un laboratorio diferente, es importante considerar esta posible variación cuando interpretas los resultados de la prueba de A1C.

La experiencia de Mayo Clinic y nuestros pacientes cuentan su historia

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca han experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic.

  1. Lifestyle Changes Yield Positive Results for Wisconsin Woman With Diabetes

    When Debbie Hundley learned she had diabetes and realized what it was doing to her body, she was determined to make the adjustments needed to get the disease under control and keep it that way. For Debbie Hundley, the shift was gradual. Life got busy. She let things go, and before she knew it, her [...]

Jan. 07, 2016
References
  1. Alter DN, et al. Alter D.N., Laposata M Alter, David N., and Michael Laposata.Pancreatic disorders. In: Laposata M Ed. Michael Laposata.Laboratory Medicine: The Diagnosis of Disease in the Clinical Laboratory. New York, NY: McGraw-Hill; 2014. http://accessmedicine.com. Accessed Nov. 30, 2015.
  2. A1c and eAG. American Association for Clinical Chemistry. https://labtestsonline.org/understanding/analytes/a1c/tab/test. Accessed Nov. 30, 2015.
  3. A1C and eAG. American Diabetes Association. http://www.diabetes.org/living-with-diabetes/treatment-and-care/blood-glucose-control/a1c//. Accessed Nov. 30, 2015.
  4. The A1C test and diabetes. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. http://www.niddk.nih.gov/health-information/health-topics/diagnostic-tests/a1c-test-diabetes/Pages/index.aspx. Accessed Nov. 30, 2015.

Prueba de A1C