El olor vaginal es cualquier olor que se origine en la vagina. Es normal que la vagina tenga un olor leve. Sin embargo, un olor vaginal fuerte (por ejemplo, olor similar al olor a pescado) podría ser anormal e indicar la presencia de un problema.

El olor vaginal anormal que ocurre a raíz de una infección u otro problema suele estar relacionado con otros signos y síntomas vaginales, como picazón, ardor, irritación o secreciones.

El olor vaginal puede ser diferente durante el ciclo menstrual y particularmente fuerte después de tener relaciones sexuales. La sudoración normal también puede producir olor vaginal. Aunque una recurra al uso de un lavado vaginal o de un desodorante íntimo para reducir el olor, estos productos suelen, en verdad, causar irritación y otros síntomas vaginales.

La vaginosis bacteriana, que se produce por un aumento excesivo de la cantidad de bacterias que normalmente se encuentran en la vagina, es el tipo de infección vaginal más frecuente que produce olor en la zona íntima. La tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexual, también puede producir olor vaginal. Las infecciones por Chlamydia y gonorrea no suelen producir olor vaginal; tampoco la candidosis vaginal.

En términos generales, si una tiene olor vaginal sin ningún otro síntoma, es poco probable que sea anormal.

Si te preocupa un olor vaginal anormal o persistente, consulta con tu médico para que te realice un examen vaginal, especialmente si tienes otros signos y síntomas como picazón, ardor, irritación o secreción.

Mientras tanto, para minimizar el olor vaginal:

  • Lava la zona genital externa. Durante el baño o la ducha periódicos, usa una pequeña cantidad de jabón suave, sin perfume y abundante agua.
  • Evita los lavados vaginales. Las vaginas sanas contienen bacterias y levaduras. La acidez normal de la vagina mantiene las bacterias y levaduras controladas. Pero los lavados vaginales pueden alterar este delicado equilibrio.
March 23, 2018