Sangrado rectal puede hacer referencia a sangre que sale del ano, aunque, en general, se supone que sangrado rectal hace referencia a sangrado de la última porción del colon o recto. El recto corresponde a la última porción del intestino grueso.

El sangrado rectal puede presentarse como sangre en las heces, en el papel higiénico o en el inodoro. La sangre que proviene del sangrado rectal suele ser de color rojo brilloso, pero a veces puede ser de color rojo oscuro.

Llama al 911 para obtener ayuda médica de urgencia

Busca ayuda de emergencia si presentas un sangrado rectal importante y algún signo de choque:

  • Respiración rápida y superficial
  • Mareos o aturdimiento después de pararse
  • Visión borrosa
  • Desmayo
  • Confusión
  • Náuseas
  • Piel fría, húmeda, pálida
  • Baja producción de orina

Busca atención médica inmediata

Pídele a otra persona que te lleve a una sala de urgencias si el sangrado rectal:

  • Es continuo o intenso
  • Está acompañado de dolor abdominal intenso o cólicos

Programa una visita con un médico

Pide una consulta con tu médico si tienes un sangrado rectal que dura más de un día o dos, o antes si el sangrado te preocupa.

Generalmente, no es necesario que las personas menores de 40 años cuyo sangrado rectal se debe a una causa evidente, como hemorroides, se realicen análisis. Sin embargo, muchos médicos recomiendan pruebas, como la colonoscopia, para las personas mayores de 40 años a fin de descartar la posibilidad de que además tengan un tipo de cáncer que esté contribuyendo al sangrado.

Jan. 26, 2018