Un recuento de hemoglobina bajo es un resultado muy frecuente en un análisis de sangre. La hemoglobina (Hb o Hgb) es una proteína en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno por el cuerpo.

En muchos casos, un recuento de hemoglobina bajo es solo levemente más bajo que el valor normal y no afecta cómo te sientes. Si se agrava y causa síntomas, tu recuento de hemoglobina bajo puede indicar que tienes anemia.

Un recuento de hemoglobina bajo generalmente se define como menos de 13,5 gramos de hemoglobina por decilitro (135 gramos por litro) de sangre para hombres y menos de 12 gramos por decilitro (120 gramos por litro) para mujeres. En los niños, la definición varía con la edad y el sexo. El umbral varía ligeramente de un médico a otro.

Los análisis de hemoglobina se realizan por distintos motivos, tales como la detección o el diagnóstico de una enfermedad, así como el control de la respuesta a un tratamiento. Algunas personas descubren que tienen un nivel de hemoglobina bajo cuando van a donar sangre. Si te informan que no puedes donar sangre porque tienes un nivel de hemoglobina bajo, pide una consulta con el médico.

Pide una consulta si presentas signos y síntomas

Si presentas signos y síntomas de un recuento de hemoglobina bajo, pide una consulta con el médico. Los signos y síntomas pueden incluir:

  • Cansancio
  • Debilidad
  • Piel y encías pálidas
  • Dificultad para respirar
  • Un latido del corazón rápido o irregular

El médico puede recomendarte que te realices un hemograma completo para determinar si tienes un recuento de hemoglobina bajo o si los signos y síntomas tienen otro origen.

Si el análisis arroja un recuento de hemoglobina bajo, probablemente necesites más análisis para determinar la causa. Luego, el médico podrá explicarte el significado del resultado.

Oct. 01, 2020