«Hiperpotasiemia» es el término médico empleado para describir un nivel de potasio en sangre superior al normal. El potasio es una sustancia química que es fundamental para el funcionamiento de las células nerviosas y musculares, entre ellas las del corazón.

El nivel de potasio en sangre es, normalmente, de 3,6 a 5,2 milimoles por litro (mmol/L). Tener un nivel de potasio en sangre superior a 6,0 mmol/L puede ser peligroso y, en general, requiere tratamiento inmediato.

Se suele encontrar un alto nivel de potasio cuando tu médico ordena análisis de sangre para ayudar a diagnosticar un trastorno que ya padeces o para controlar los medicamentos que estás tomando. No se suele descubrir por casualidad.

Habla con tu médico sobre el significado de tus resultados. Es posible que tengas que cambiar un medicamento que esté afectando el nivel de potasio, o que necesites tratar otra afección que esté causando el alto nivel de potasio. El tratamiento del nivel elevado de potasio suele estar orientado a la causa oculta. En algunos casos, es posible que necesites medicamentos o diálisis de urgencia.

Si tienes síntomas de hiperpotasiemia, especialmente si tienes una enfermedad renal o estás tomando medicamentos que aumentan el nivel de potasio, llama al médico de inmediato. La hiperpotasiemia es un trastorno grave y podría poner en riesgo tu vida. Puede causar lo siguiente:

  • Fatiga muscular
  • Debilidad
  • Parálisis
  • Ritmo cardíaco anormal (arritmias)
  • Náuseas
Jan. 26, 2018