Un recuento de glóbulos rojos elevado puede deberse a niveles de oxígeno bajos, enfermedad renal u otros problemas.

Niveles bajos de oxígeno

El organismo puede aumentar la producción de glóbulos rojos para compensar cualquier afección que provoque niveles bajos de oxígeno, entre ellas:

  1. Enfermedad cardíaca (como la enfermedad cardíaca congénita en los adultos)
  2. Insuficiencia cardíaca
  3. Una afección presente en el nacimiento que disminuye la capacidad de transportar oxígeno de los glóbulos rojos (hemoglobinopatía)
  4. Alturas elevadas
  5. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) — síntomas que empeoran
  6. Fibrosis pulmonar (cicatrices y lesiones en los pulmones)
  7. Otras enfermedades pulmonares
  8. Apnea del sueño
  9. Dependencia de la nicotina (tabaquismo)

Medicamentos para mejorar el rendimiento

Algunos medicamentos estimulan la producción de glóbulos rojos, entre ellos:

  1. Esteroides anabólicos
  2. Dopaje sanguíneo (transfusión)
  3. Las inyecciones de una proteína (eritropoyetina) que aumenta la producción de glóbulos rojos

Aumento de la concentración de glóbulos rojos

  1. Deshidratación (Si el componente líquido de la sangre (plasma) disminuye, como sucede con la deshidratación, el recuento de glóbulos rojos aumenta. Esto se debe a que se genera una mayor concentración de glóbulos rojos. La cantidad real de glóbulos rojos es la misma).

Enfermedad renal

En raras ocasiones, en algunos tipos de cáncer renales y a veces después de los trasplantes de riñón, los riñones podrían producir demasiada eritropoyetina. Esto aumenta la producción de glóbulos rojos.

Producción excesiva de médula ósea

  1. Policitemia vera
  2. Otros trastornos mieloproliferativos

Las causas que aquí se muestran se asocian comúnmente con este síntoma. Trabaja con tu médico u otro profesional de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

Dec. 19, 2018