El dolor en el talón suele afectar la parte inferior o trasera del talón. Si bien el dolor en el talón rara vez es un síntoma de un trastorno grave, puede interferir con tus actividades normales, en especial el ejercicio.

Consulta a tu médico de inmediato si presentas:

  • Dolor intenso e hinchazón cerca del talón
  • Incapacidad para flexionar el pie hacia abajo, levantar los dedos de los pies o caminar con normalidad
  • Dolor en el talón con fiebre, entumecimiento o cosquilleo en el talón
  • Dolor intenso en el talón inmediatamente después de una lesión

Programa una visita al consultorio si tienes lo siguiente:

  • Dolor en el talón que persiste cuando no caminas o estás de pie
  • Dolor en el talón que dura más de unas semanas, aun después de haber hecho reposo, aplicado hielo y otros tratamientos caseros

Cuidado personal

El dolor en el talón normalmente desaparece por sí solo con cuidados caseros. Para el dolor en el talón que no es tan intenso, prueba con estas sugerencias:

  • Descanso. Si es posible, evita las actividades que pongan presión en los talones, como correr, permanecer de pie por largos períodos o caminar sobre superficies duras.
  • Hielo. Coloca una compresa de hielo o una bolsa de guisantes congelados sobre el talón durante 15 o 20 minutos, tres veces por día.
  • Calzado nuevo. Asegúrate de que el calzado sea cómodo y que brinde el soporte suficiente. Si eres deportista, elige calzado adecuado para el deporte que practicas y reemplázalo periódicamente.
  • Soportes para el pie. Las taloneras o cuñas que venden en las farmacias a menudo ofrecen cierto alivio. Generalmente no son necesarios productos de ortopedia hechos a medida para los problemas de talón.
  • Analgésicos de venta libre. La aspirina o el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) pueden reducir la inflamación y el dolor.
Dec. 28, 2018