El dolor de cabeza se presenta en cualquier región de la cabeza. Los dolores de cabeza pueden afectar uno o ambos lados de la cabeza, aparecer puntualmente en una ubicación determinada, extenderse desde un punto hacia el resto de la cabeza o ejercer presión en la cabeza.

El dolor de cabeza puede manifestarse como un dolor intenso, una sensación de pulsación o un dolor leve y continuo. Los dolores de cabeza pueden desarrollarse en forma gradual o repentina, y pueden durar desde menos de una hora hasta varios días.

Tus síntomas de dolor de cabeza pueden ayudar al médico a determinar su causa y el tratamiento adecuado. La mayoría de los dolores de cabeza no son el resultado de una enfermedad grave, pero algunos pueden deberse a una enfermedad que ponga en riesgo la vida y que requiera atención de urgencia.

Los dolores de cabeza generalmente se clasifican según la causa:

Dolores de cabeza primarios

Un dolor de cabeza primario se debe a hiperactividad o a problemas con las estructuras de la cabeza sensibles al dolor. Un dolor de cabeza primario no es síntoma de una enfermedad oculta.

La actividad química en el cerebro, los nervios o vasos sanguíneos que rodean el cráneo o los músculos en la cabeza y el cuello (o una combinación de estos factores) pueden tener un rol en los dolores de cabeza primarios. Algunas personas también pueden tener genes que los hacen más susceptibles a manifestar estos dolores de cabeza.

Busca atención de urgencia

Un dolor de cabeza puede ser un síntoma de un trastorno grave, como un accidente cerebrovascular, meningitis o encefalitis.

Ve a una sala de urgencias de un hospital o llama al 911 o a tu número local de emergencias si experimentas el peor dolor de cabeza de tu vida, un dolor de cabeza repentino e intenso, o un dolor de cabeza acompañado por lo siguiente:

  • Confusión o problemas para comprender el habla
  • Desmayo
  • Fiebre alta, de más de 102 °F a 104 °F (39 °C a 40 °C)
  • Entumecimiento, debilidad o parálisis de un lado del cuerpo
  • Rigidez en el cuello
  • Problemas para ver
  • Problemas para hablar
  • Problemas para caminar
  • Náuseas o vómitos (si no se relacionan claramente con una gripe o una resaca)

Programa una visita con un médico

Consulta con un médico si experimentas dolores de cabeza que:

  • Ocurren con mayor frecuencia que lo usual
  • Son más intensos que lo usual
  • Empeoran o no mejoran con el uso adecuado de medicamentos de venta libre
  • Te impiden trabajar, dormir o participar en actividades normales
  • Te provocan angustia, y te gustaría encontrar opciones de tratamiento que te permitan controlarlos mejor
May 04, 2016