Orinar con frecuencia significa tener la necesidad de orinar más a menudo de lo normal para ti. Puedes orinar más de lo usual o solo en pequeñas cantidades.

Puedes orinar con frecuencia tanto de día como de noche, o puede ser notorio solo durante la noche (nocturia).

Orinar con frecuencia puede afectar el sueño, el trabajo y el bienestar general.

Orinar con frecuencia puede ser un problema causado por enfermedades que afectan las vías urinarias en cualquier nivel. La vía urinaria comprende los riñones, las vías que conectan los riñones a la vejiga (uréteres), la vejiga y el conducto a través del cual fluye la orina desde la vejiga hasta salir de nuestro cuerpo (uretra).

Pide una consulta con tu médico si orinas con mayor frecuencia que lo habitual y si ocurre lo siguiente:

  • No hay una causa aparente, como beber más líquidos, alcohol o cafeína
  • El problema perturba tu sueño o tus actividades diarias
  • Tienes otros problemas urinarios o síntomas preocupantes

Consulta a tu médico lo antes posible si orinas con frecuencia y tienes alguno de estos signos o síntomas:

  • Sangre en la orina
  • Orina de color rojo o marrón oscuro
  • Dolor al orinar
  • Dolor en el costado, la parte inferior del abdomen o la ingle
  • Dificultad para orinar o vaciar la vejiga
  • Necesidad urgente de orinar
  • Pérdida del control de la vejiga
  • Fiebre

Los trastornos de las vías urinarias pueden causar los signos y síntomas mencionados anteriormente, al igual que otras afecciones o enfermedades graves. Busca ayuda médica para descubrir qué está causando que orines con frecuencia y cómo tratarlo.

July 16, 2015