Casi todas las personas se sienten agotadas o estresadas de vez en cuando. Tales casos de fatiga temporal, por lo general, tienen una causa identificable y una solución probable.

Por otro lado, el cansancio continuo dura más tiempo, es más intenso y no se alivia con un descanso. Es casi un estado constante de agotamiento que se manifiesta con el tiempo y reduce tu energía, motivación y concentración. La fatiga a este nivel impacta también tu bienestar psicológico y emocional.

La mayoría de las veces, el cansancio puede deberse a uno o más de nuestros hábitos o rutinas, particularmente a la falta de ejercicio. Por lo general, también se relaciona con la depresión. A veces, el cansancio es un síntoma de otro trastorno oculto que requiere tratamiento médico.

Llama al 911 o al número local de emergencias

Busca ayuda de urgencia si tu fatiga está relacionada con un problema de salud mental y si tus síntomas también incluyen lo siguiente:

  • Pensamientos acerca de lastimarte o suicidarte
  • Preocupación acerca de que puedas lastimar a otra persona

Busca ayuda de urgencia si tu fatiga está acompañada de cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Latido del corazón irregular o acelerado
  • Sensación de que podrías perder el conocimiento
  • Dolor abdominal, pélvico o de espalda fuerte

Busca atención médica inmediata

Pídele a alguien que te lleve a una sala de urgencias o clínica de atención inmediata si la fatiga está acompañada de lo siguiente:

  • Sangrado anormal, incluido sangrado rectal o vómitos con sangre
  • Dolor intenso de cabeza

Programa una visita con un médico

Pide una consulta con tu médico si la fatiga ha persistido durante dos semanas o más, a pesar de que has tratado de descansar, reducir el nivel de estrés, elegir una dieta saludable y beber abundantes líquidos.

Feb. 02, 2016