Los orgasmos secos suceden cuando un hombre llega al clímax sexual, pero expulsa (eyacula) poco o nada de semen. El semen es el líquido blanco espeso que transporta los espermatozoides.

En general, los orgasmos secos no producen dolor, pero pueden afectar la capacidad de ser padre. Con el tiempo, muchos hombres manifiestan que los orgasmos secos se sienten normales.

En la mayoría de los casos, el orgasmo seco no produce dolor. No obstante, habla con el médico al respecto para asegurarte de que el problema no sea consecuencia de un trastorno médico oculto que requiere atención. Si tienes orgasmos secos y estás intentando ser padre, es posible que debas recibir un tratamiento para que tu pareja pueda quedar embarazada.

Jan. 26, 2018