Es común tener las manos frías, incluso cuando no se está en un ambiente frío. A menudo, tener las manos frías es solo una de las formas en que tu cuerpo intenta regular su temperatura y no debería ser motivo de preocupación.

Sin embargo, tener las manos frías constantemente, sobre todo con cambios en el color de la piel, podría ser una señal de advertencia de daños en los nervios, problemas de flujo sanguíneo o daños en los tejidos de las manos o los dedos. Por ejemplo, si estás al aire libre cuando hace mucho frío y tienes las manos frías, los cambios de color de la piel podrían ser un indicio de congelación.

Los signos y síntomas que debes observar cuando tienes las manos frías incluyen:

  • Pies o dedos de los pies fríos
  • Cambios en el color de la piel de las manos, como piel azul o blanca
  • Entumecimiento u hormigueo
  • Llagas o ampollas abiertas
  • Piel tirante o endurecida

Uno puede tener las manos frías simplemente por estar en una habitación fría o en otro ambiente helado. Las manos frías a menudo son una señal de que tu cuerpo está intentando mantener su temperatura corporal normal.

Sin embargo, tener siempre las manos frías podría indicar que hay un problema en el flujo sanguíneo o en los vasos sanguíneos de las manos.

Pide una cita con el médico si te preocupa tener las manos frías constantemente. El médico puede determinar si tienes las manos frías por un problema con el flujo de la sangre o los nervios. El tratamiento está dirigido a la causa subyacente de las manos frías. Según la afección que tengas, el médico puede recomendar cambios en tu estilo de vida para ayudar a mejorar los síntomas.

Feb. 04, 2021