Ardor en los pies: la sensación de que tus pies están calientes y duelen puede ser leve o fuerte. En algunos casos, el ardor en los pies provoca un dolor tan fuerte que interfiere con el sueño. En ciertas enfermedades, el ardor en los pies puede estar acompañado de una sensación de hormigueo y pinchazos (parestesia) o entumecimiento, o ambas.

El ardor en los pies también se menciona como hormigueo en los pies o parestesia.

Aunque el cansancio o una infección en la piel pueden hacer que los pies se inflamen o ardan temporalmente, el ardor en los pies a menudo se considera un signo de lesión nerviosa (neuropatía periférica). Las lesiones nerviosas tienen muchas causas posibles, entre ellas la diabetes, el consumo crónico de alcohol, la exposición a ciertas toxinas, ciertas deficiencias de vitamina B o una infección por VIH.

Busca atención médica de emergencia en los siguientes casos:

  • La sensación de ardor en los pies aparece de repente, particularmente es posible que hayas estado expuesto a algún tipo de toxina.
  • Una herida abierta en el pie parece estar infectada, especialmente si padeces diabetes.

Programa una visita al consultorio en los siguientes casos:

  • Si continúas sintiendo ardor en los pies, a pesar de varias semanas de autocuidados
  • Si sientes que el síntoma se intensificó y es más doloroso
  • Si sientes que la sensación de ardor ha empezado a expandirse a las piernas
  • Si empiezas a perder la sensibilidad en los dedos o en los pies

Si el ardor en los pies persiste o si no hay una causa aparente, entonces el médico deberá hacerte algunos estudios para determinar si la causa es alguna de las varias enfermedades que causan neuropatía periférica.

Jan. 26, 2018