La presencia de sangre en el semen (hemospermia) puede ser alarmante, pero la causa de este trastorno poco frecuente suele ser benigna. Normalmente, la presencia de sangre en el semen desaparece sola.

El semen consiste de esperma y líquido procedente de la próstata y otras glándulas. Estos líquidos se unen al esperma al pasar a la uretra, a través de una serie de tubos, para la eyaculación. Hay varias cosas que pueden causar la ruptura de los vasos sanguíneos a lo largo de esta ruta, o por la ruta urinaria a la uretra. Los vasos con ruptura dejan escapar sangre al semen, a la orina, o a ambos.

El médico te preguntará si te han hecho recientemente cirugía o una biopsia de próstata, ya que estos procedimientos pueden causar que haya sangre en el semen por varias semanas.

En la mayoría de los casos no se puede encontrar la causa de la sangre en el semen. Algunas veces, especialmente entre los hombres menores de 40 años, la infección es una causa posible. La infección generalmente está acompañada de otros signos y síntomas, como dolor al orinar.

La presencia de sangre en el semen, tanto profusa como recurrente, en hombres de 40 años y mayores quizás, en casos inusuales, sea un signo de alerta para afecciones como cáncer. Como resultado, tal vez se necesite una evaluación más minuciosa. Pero el riesgo es bajo. En estudios de seguimiento de hombres, en su mayoría de más de 40 años, que presentaban sangre en el semen, se desarrollló cáncer de próstata en entre un 4 y un 6 por ciento de los participantes.

Si eres menor de 40 y ves sangre en el semen, probablemente el problema desaparecerá sin tratamiento. Pero es una buena idea hacer una cita con tu doctor para un examen físico y algunos análisis simples para descartar ciertas causas, como una infección de transmisión sexual.

Si tienes ciertos factores de riesgo y síntomas, quizás sea necesario hacer más exámenes para descartar un trastorno más grave que no es aparente. Llama al médico si detectas sangre en el semen si tú:

  • Eres mayor de 40
  • Has notado sangre en el semen por más de tres a cuatro semanas
  • Has tenido sangre que aparece otra vez en el semen repetidamente
  • Tienes otros síntomas, como dolor al orinar
  • Tienes otros factores de riesgo — como antecedentes de cáncer, enfermedades hemorrágicas, o malformación del sistema genital o urinario — o recientemente has participado en comportamientos que te pongan a riesgo de las infecciones de transmisión sexual
Sept. 15, 2020