Confidencialidad en Mayo Clinic

La confidencialidad del paciente forma parte de la cultura de Mayo Clinic. La confidencialidad del paciente en Mayo Clinic se remonta a 1907, cuando el doctor Henry S. Plummer estableció el uso de un sistema moderno para el registro de pacientes en la clínica. La información de cada paciente se mantenía en un archivo único de papel, y los archivos se guardaban en un banco central seguro. Toda vez que el paciente regresaba a Mayo Clinic, los médicos podían acceder al expediente médico completo del paciente, que servía de ayuda para la atención médica continua del paciente.

Con el permiso del paciente, los investigadores de Mayo Clinic también podían usar la información para realizar investigaciones sobre pacientes. El uso de la información de los pacientes ha ayudado a salvar vidas y a impulsar el tratamiento y la calidad de la atención médica; ha proporcionado conocimientos para prevenir enfermedades y ha ayudado a educar a los pacientes y a los futuros proveedores de atención médica.

Los investigadores de Mayo Clinic han llevado a cabo cientos de miles de estudios usando la información de los más de 10 millones de pacientes que reciben tratamiento en Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, desde 1907. El personal de Mayo Clinic realiza investigaciones para evaluar la calidad de la atención médica al paciente y mejorarla. Este esfuerzo se basa en el principio guía de Mayo, enunciado originalmente por el doctor William J. Mayo: "El único interés que debemos considerar es el del paciente".

Para Mayo Clinic, la base de la confidencialidad del paciente es la confianza. Los pacientes de Mayo Clinic confían en que Mayo Clinic "hará lo correcto". Cuando se trata de mantener la confianza de los pacientes en lo que respecta a su información, Mayo destina millones de dólares todos los años para cumplir con los requisitos del gobierno e, incluso, superarlos.

Todo paciente de Mayo Clinic obtiene una carta en la que se le pide permiso para usar su expediente médico con fines de investigación. Más del 95 por ciento de los pacientes dan su consentimiento. Esto demuestra un agradecimiento por el valor de la investigación y la confianza en las prácticas de confidencialidad y seguridad de los expedientes médicos de Mayo.

En Mayo Clinic, la confidencialidad incluye tres áreas:

  • Integridad, que se centra en la conducta y en la ética de la institución y su personal
  • Privacidad, que se concentra en los derechos de los pacientes, así como en el uso y en la revelación de información confidencial
  • Seguridad, que se ocupa de la protección de la información y las personas

Mayo Clinic cuenta con políticas para orientar a los miembros del personal de Mayo en relación con asuntos de confidencialidad y privacidad. Si tienes preguntas acerca de asuntos de confidencialidad en Mayo Clinic, ponte en contacto con la Oficina de Experiencia del Paciente al 844-544-0036.