¿Es Alli –una pastilla para adelgazar de venta libre– la solución para tus problemas de pérdida de peso?

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Alli es un medicamento de venta libre para adultos con obesidad que luchan por perder sus libras de más. Con acceso fácil y promesas de pérdida de peso, ¿es Alli tu solución para adelgazar?

Alli es una versión de venta libre de 60 miligramos de orlistat (Xenical), un medicamento recetado de 120 miligramos. Tanto Alli como Xenical deben usarse como parte de un plan para adelgazar que conste de una dieta con bajo contenido de grasa y calorías, y actividad física regular.

Alli está aprobado para usarse en adultos mayores de 18 años que tengan un índice de masa corporal (IMC) de 25 o más. Xenical está aprobado para el uso en adultos con un índice de masa corporal de 30 o más (obesos), así como en personas con un IMC de entre 27 y 29 (gordura) que tengan otros factores de riesgo, como presión arterial alta o diabetes.

En 2010, la Administración de Alimentos y Medicamentos publicó una revisión de seguridad sobre el orlistat debido a informes poco frecuentes de lesión hepática grave en personas que lo utilizaban. La FDA no encontró evidencia para confirmar que orlistat fuera la causa de las lesiones hepáticas informadas.

No obstante, se revisaron las etiquetas de Alli y Xenical a causa de los informes. Habla con tu médico de inmediato si tienes signos o síntomas que podrían indicar lesión hepática:

  • Picazón
  • Pérdida de apetito
  • Ojos o piel amarillos
  • Heces de color claro
  • Orina marrón

El orlistat (el ingrediente activo de Alli) estimula el adelgazamiento, ya que disminuye la cantidad de grasa consumida que se absorbe en los intestinos.

La lipasa, una enzima que se encuentra en el tracto digestivo, ayuda a descomponer las grasas alimenticias en componentes más pequeños para que puedan utilizarse o almacenarse como energía. El orlistat inhibe el trabajo de la lipasa. Cuando tomas el medicamento con una comida, alrededor del 25 por ciento de la grasa que consumes no se descompone y se elimina a través de las evacuaciones intestinales.

La píldora Alli puede ayudarte a bajar de peso, pero el adelgazamiento es probable que sea modesto, quizá unas pocas libras más de lo que adelgazarías con una dieta y ejercicios solamente.

Más del 40 por ciento de las personas que tomaron Alli mientras seguían una dieta restringida en calorías y aumentaban la actividad física bajaron un 5 por ciento o más del peso corporal en el transcurso de un año. El adelgazamiento «clínicamente significativo» (suficiente como para comenzar a bajar el riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes y otras enfermedades) se define generalmente como un 5 por ciento o más del peso corporal.

Las personas que siguieron una dieta restringida en calorías, hicieron ejercicio con regularidad y tomaron Alli bajaron en promedio unas 5,7 libras (2,6 kilogramos) más en un año que las personas que solo hicieron dieta y ejercicio.

Tomas una píldora de Alli de 60 miligramos una hora después de comer alimentos que contengan grasa hasta tres veces por día. El consumo diario de grasa se debe distribuir entre las tres comidas principales y no debe superar el 30 por ciento del total de calorías. El fabricante recomienda un consumo de grasa de aproximadamente 15 gramos por comida.

No necesitas tomar una dosis de Alli con comidas que no contengan grasa. Si tomas Alli con una comida con alto contenido de grasa, posiblemente tengas efectos secundarios gastrointestinales más graves.

Alli puede reducir la absorción de nutrientes liposolubles, entre ellos, el betacaroteno y las vitaminas A, D, E y K. Toma un multivitamínico a la hora de acostarte y por lo menos dos horas después de tu última dosis de Alli.

El principio activo de Alli, orlistat, provoca efectos secundarios gastrointestinales asociados a las grasas no digeridas que pasan por el aparato digestivo. En general, desaparecen con el tiempo y el uso adecuado de medicamentos. Estos efectos secundarios comprenden:

  • Molestia o dolor abdominal
  • Secreción grasosa del ano
  • Gases con secreción anal grasosa
  • Heces grasosas
  • Evacuaciones intestinales más frecuentes
  • Necesidad urgente de evacuar los intestinos o evacuación intestinal difícil de controlar

Otros efectos secundarios posibles son:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor de espalda
  • Infección de las vías respiratorias superiores

Antes de tomar Alli, consulta con tu médico acerca de las posibles interacciones con otros medicamentos, especialmente si tomas medicamentos para alguna de las siguientes afecciones:

  • Diabetes
  • Enfermedad tiroidea
  • Latidos del corazón irregulares
  • Enfermedad cardiovascular
  • Convulsiones
  • VIH

También es importante consultar con el médico si has tenido lo siguiente:

  • Problemas en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Pancreatitis
  • Síndrome del intestino irritable

No se recomienda tomar Alli en los siguientes casos:

  • Estás en un peso saludable
  • Has tenido un trasplante de órganos
  • Estás tomando ciclosporina (Neoral, Sandimmune, otros)
  • Ya tienes problemas para absorber los alimentos
  • Estás embarazada o amamantando

Un plan para adelgazar con dieta, ejercicio y terapia con medicamento en general se considera exitoso si bajas cerca de 1 libra (450 g) por semana durante el primer mes y bajas el 5 por ciento o más del peso corporal anterior al tratamiento en un año.

Si el tratamiento es satisfactorio, es más probable que no subas de peso o que bajes más peso si continúas con el plan de dieta, ejercicios y terapia con medicamento.

Con el medicamento, la mayor parte del peso se baja en los primeros meses. Si comenzaste el plan de dieta y ejercicio, y no bajaste al menos el 5 por ciento de tu peso corporal inicial en los primeros meses, continuar tomando el medicamento podría tener pocos beneficios.

Si no bajaste el 5 por ciento del peso corporal durante el primer año del plan, suspender el medicamento sería una decisión razonable. Los riesgos, los efectos secundarios y el costo asociados con el medicamento probablemente anulen cualquier posible beneficio.

Alli no es la solución fácil para bajar de peso. Bajar de peso y mantenerlo exige comprometerse a seguir una dieta saludable y hacer actividad física de forma regular.

Evalúa con el médico los posibles beneficios y riesgos de Alli o de cualquier otro medicamento para bajar de peso. En equipo, tú y tu médico pueden crear el plan para bajar de peso más adecuado para ti.

Nov. 20, 2018