De qué manera ser amable puede hacerte sentir más saludable y más feliz

¿El simple hecho de ser amable con regularidad puede contribuir a tu salud? Las investigaciones dicen que sí, en más formas de las que podrías imaginar.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Ya habrás escuchado las historias inspiradoras: gente que pasa y deja una gran cantidad de efectivo en la lismosnera de caridad o donaciones anónimas que cancelan las cuentas del hospital a extraños. Y la gente que ayuda a víctimas de las tormentas y los desastres naturales. Estos actos de amabilidad hacen sentir bien a las personas.

Existe una explicación científica detrás de ese fenómeno que se denomina «ejercicio de la amabilidad». Y las investigaciones revelan que aprender a practicar el «ejercicio de la amabilidad» puede afectar profundamente tu actitud, tu perspectiva e incluso tu salud.

Mejor aún, puedes reprogramar el cerebro para estar más presente y ser más amable, y esto le dará a tu estado de ánimo un estímulo diario. Estas tres simples prácticas te ayudarán a dar el paso inicial.

1. Meditación de bondad amorosa

La meditación de bondad amorosa es una práctica tranquila y contemplativa que concentra el pensamiento en la zona del corazón y fomenta pensamientos cálidos y cariñosos, posiblemente sobre un ser querido. En un estudio, las personas que practicaban este tipo de meditación una hora por semana experimentaban emociones positivas mucho más grandes (amor, satisfacción, alegría) al interactuar con otras personas.

Los beneficios documentados para la salud de practicar la meditación de bondad amorosa comprenden lo siguiente:

  • Disminución del dolor y la tensión producidos por migrañas
  • Disminución de los síntomas de la depresión
  • Posiblemente, retraso del proceso de envejecimiento. Algunos estudios han descubierto que las mujeres que practican la meditación de bondad amorosa tienen telómeros más largos, que son como pequeñas tapas ubicadas en los extremos del ADN. Se ha relacionado a los telómeros más cortos con el envejecimiento más rápido.

Quizás las mejores noticias sean que incluso dosis pequeñas de meditación de bondad amorosa pueden ayudar. Un estudio descubrió que una sesión de 10 minutos de meditación de bondad amorosa aumenta las sensaciones de vínculo social y de sentimientos positivos hacia otras personas.

2. Actos de amabilidad

Esto es tan simple: Intencionalmente, establece la meta de ser más amable con los demás. Expresa amabilidad sincera hacia un compañero de trabajo. Haz un esfuerzo especial para brindar palabras amables a un vecino. Retiene el elevador para esperar a alguien o tómate tu tiempo para ayudar a un ser querido.

A medida que propagues tu amabilidad, simplemente podrías experimentar lo que las investigaciones han confirmado: la generosidad puede ser contagiosa.

¿Por qué? El acto de ayudar a los demás en realidad activa la parte del cerebro que te hace sentir placer. También libera una hormona llamada oxitocina que ayuda a modular las interacciones sociales y la emoción: mientas más elevados sean tus niveles de oxitocina, más generoso puedes ser.

Cuestiones para reflexionar: Según se dice, una persona en Winnipeg, Manitoba, pagó la cuenta del siguiente auto en la fila en una tienda de café y sándwiches de venta desde el automóvil. Esto inspiró a la persona siguiente a hacer lo mismo. La cadena continuó por la asombrosa cantidad de 226 clientes.

Parece que las investigaciones respaldan la regla de oro: trata a los demás de la manera en que te gustaría que te trataran a ti. Mientras más amable seas con los demás, mejor te sentirás.

3. Céntrate en el agradecimiento

¿Te sientes agradecido por las cosas buenas de tu vida? Si no es así, es hora de que comiences a hacerlo.

Los investigadores descubrieron que sentirse agradecido puede mejorar el sueño, reducir la fatiga, aumentar la confianza e incluso disminuir la depresión. Una forma de sentirte más agradecido es comenzar a llevar un diario.

Se descubrió que llevar un diario de agradecimiento —simplemente, tomar nota de las cosas por las que te sientes agradecido— de hecho puede mejorar los marcadores biológicos que indican la salud del corazón. ¿No quieres tener un cuaderno? Hay muchas aplicaciones para teléfonos disponibles que te pueden ayudar a expresar gratitud y compartir momentos felices.

Como cualquier otra cosa, ejercer la amabilidad se vuelve más sencillo con la práctica. Intenta tener pensamientos positivos acerca de las personas en tu vida. Anota las cosas por las que te sientes agradecido esta semana. Resérvate 10 minutos para meditar. Podrías descubrir una versión de ti mismo más alegre y saludable.

April 28, 2018 See more In-depth