Desarrollo fetal: El segundo trimestre

El desarrollo fetal adquiere un nuevo significado en el segundo trimestre. La información destacada puede comprender descubrir el sexo del bebé y sentir sus movimientos.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

A medida que el embarazo avanza, tu bebé puede empezar a parecer más real. Hace dos meses, tu bebé era un grupo de células. Ahora tiene órganos, nervios y músculos que funcionan. Averigua lo que sucede durante el segundo trimestre; consulta este calendario semanal de eventos. Ten en cuenta que las medidas son aproximadas.

Semana 13: se forma la orina

A las trece semanas de embarazo, u 11 semanas después de la concepción, el bebé comienza a producir orina y a liberarla en el líquido amniótico circundante. Tu bebé también traga algo de líquido amniótico.

Los huesos del esqueleto del bebé comienzan a endurecerse, especialmente los del cráneo y los huesos largos. La piel del bebé es todavía delgada y transparente, pero pronto comenzará a engrosarse.

Semana 14: El sexo del bebé se vuelve más evidente

A las 14 semanas de embarazo, o 12 semanas después de la concepción, el cuello de tu bebé está más definido. Se están formando los glóbulos rojos en el bazo de tu bebé.

El sexo de tu bebé se hará evidente esta semana o en las próximas.

A estas alturas, tu bebé podría medir casi 3 pulgadas y media (87 milímetros) de largo, desde la coronilla hasta los glúteos, y pesar alrededor de 1 onza y media (45 gramos).

Semana 15: Se forma el patrón del cabello en el cuero cabelludo del bebé

A las 15 semanas de embarazo, o 13 semanas después de la concepción, tu bebé está creciendo rápidamente. El desarrollo óseo continúa y pronto será visible en las imágenes de ecografía. El patrón de cabello del cuero cabelludo de tu bebé también se está formando.

Semana 16: Los ojos del bebé se mueven

A las 16 semanas de embarazo, o 14 semanas después de la concepción, la cabeza del bebé está erguida. Sus ojos pueden moverse lentamente. Las orejas están cerca de alcanzar su posición final. La piel de tu bebé se está haciendo más gruesa.

Los movimientos de las extremidades de tu bebé se están coordinando y pueden ser detectados durante los exámenes de ecografía. Sin embargo, estos movimientos son todavía demasiado leves para que tú los sientas.

A esta altura, tu bebé podría medir más de 4 1/2 pulgadas (120 milímetros) de largo desde la coronilla hasta los glúteos y pesar cerca de 4 onzas (110 gramos).

Semana 17: Se forman las uñas de los pies del bebé

A las diecisiete semanas de embarazo, o 15 semanas después de la concepción, las uñas de los pies comienzan a desarrollarse.

Tu bebé se está volviendo más activo en el saco amniótico, rodando y girando. Tu corazón bombea alrededor de 100 pintas (47 litros) de sangre cada día.

Semana 18: el bebé comienza a oír

A las dieciocho semanas de embarazo, o 16 semanas después de la concepción, las orejas de tu bebé empiezan a sobresalir a los lados de su cabeza. Tu bebé podría empezar a oír sonidos. Los ojos están empezando a ubicarse hacia adelante. El sistema digestivo de tu bebé ha empezado a funcionar.

A estas alturas, tu bebé podría medir 5 1/2 pulgadas (140 milímetros) de largo desde la coronilla hasta los glúteos y pesar 7 onzas (200 gramos).

Semana 19: en el bebé, se forma una capa de protección

A las 19 semanas de embarazo, o 17 semanas después de la concepción, el crecimiento es más lento.

Una cubierta grasosa similar al queso denominada «unto sebáceo» comienza a recubrir al bebé. El unto sebáceo ayuda a proteger la delicada piel del bebé de las abrasiones, los agrietamientos y los endurecimientos que pueden aparecer por la exposición al líquido amniótico.

En las niñas, se forman el útero y el canal vaginal.

Semana 20: a mitad de camino

A la mitad del embarazo, o a las 18 semanas después de la concepción, es posible que sientas que el bebé se mueve (los primeros movimientos fetales). El bebé duerme y se despierta con regularidad. Se puede despertar debido a ruidos o a tus movimientos.

A esta altura, el bebé podría medir alrededor de 6 pulgadas (160 milímetros) desde la coronilla hasta las nalgas, y pesar más de 11 onzas (320 g).

Semana 21: El bebé puede succionarse el pulgar

A las 21 semanas de embarazo, o 19 semanas después de la concepción, el bebé está completamente cubierto con un vello fino y suave, similar a un plumón, llamado «lanugo». El lanugo ayuda a mantener el unto sebáceo en la piel.

También se está desarrollando el reflejo de succión, que le permite al bebé succionarse el pulgar.

Semana 22: comienza a verse el vello del bebé

A las 22 semanas de embarazo, o 20 semanas después de la concepción, se ven las cejas y el pelo del bebé. También se está formando la grasa parda, el sitio donde se produce el calor.

En los niños, los testículos han comenzado a descender.

A esta altura, el bebé podría medir unas 7 1/2 pulgadas (190 milímetros) de largo desde la coronilla hasta las nalgas y pesar alrededor de 1 libra (460 gramos).

Semana 23: se forman las huellas dactilares y de los pies

A las 23 semanas de embarazo, o 21 semanas después de la concepción, tu bebé comienza a tener movimientos oculares rápidos. También se forman crestas en las palmas de las manos y las plantas de los pies que más tarde serán la base para las huellas dactilares y las huellas de los pies.

Tu bebé podría comenzar a tener hipo y provocar movimientos espasmódicos.

Semana 24: La piel del bebé es arrugada

A las 24 semanas de embarazo, o 22 semanas después de la concepción, la piel del bebé es arrugada, translúcida y de color rosa a rojo porque se ve la sangre de los capilares.

Ahora tu bebé puede medir unas 8 pulgadas (210 milímetros) de largo, desde la coronilla hasta las nalgas, y pesar más de 1 y 1/3 de libra (630 g).

Semana 25: El bebé responde a tu voz

A las 25 semanas de embarazo, o 23 semanas después de la concepción, tu bebé podría responder a los sonidos que le son familiares, tales como tu voz, mediante el movimiento.

Tu bebé pasa la mayor parte del tiempo de sueño en la fase de movimientos oculares rápidos (MOR), en la cual los ojos se mueven rápidamente aunque los párpados estén cerrados.

Semana 26: se desarrollan los pulmones del bebé

A las veintiséis semanas de embarazo, o 24 semanas después de la concepción, los pulmones del bebé comienzan a producir surfactante, la sustancia que permite que los sacos de aire de los pulmones se inflen y que evita que se colapsen y se peguen cuando se desinflan.

En este momento, el bebé podría medir 9 pulgadas (230 milímetros) de largo desde la coronilla hasta los glúteos y pesar casi 2 libras (820 gramos).

Semana 27: finaliza el segundo trimestre

Esta semana marca el final del segundo trimestre. A las 27 semanas, o a las 25 semanas después de la concepción, el sistema nervioso del bebé continúa madurando. El bebé también está aumentando de peso, lo que ayudará a que su piel se vea más suave.

June 30, 2020 See more In-depth