¿Qué causa las várices vulvares durante el embarazo y cómo puedo aliviar las molestias relacionadas?

Respuesta de Julie A. Lamppa, C.N.M., R.N.

Las várices vulvares son várices en la superficie externa de los genitales femeninos (la vulva). Se producen con mayor frecuencia durante el embarazo. Esto se debe al aumento en el volumen de sangre en la región pélvica durante el embarazo y a la disminución asociada de la rapidez con que la sangre fluye desde la parte inferior del cuerpo hasta el corazón. Como resultado, la sangre se acumula en las venas de las extremidades inferiores, así como en la región vulvar, lo que causa várices vulvares. Las várices vulvares pueden aparecer solas o junto con las várices de las piernas.

Las várices vulvares no siempre causan signos y síntomas. Si se presentan, pueden incluir una sensación de hinchazón o presión en el área vulvar, inflamación de la vulva y molestia. En casos extremos, los vasos dilatados pueden sobresalir. Pueden tener un aspecto azulado y sentirse como protuberancias. Los largos períodos de pie, el ejercicio y el sexo pueden agravar este trastorno.

Para sentir alivio:

  • Consigue una prenda de soporte. Busca una específicamente diseñada para las várices vulvares. Algunos diseños también proporcionan soporte para la parte inferior del abdomen y la parte lumbar.
  • Cambia de posición. Evita estar de pie o sentada durante tiempos prolongados.
  • Levanta las piernas. Esto puede ayudar a mejorar la circulación.
  • Aplícate compresas frías en la vulva. Esto podría aliviar el malestar.

Las várices vulvares probablemente no afectarán tu parto. Estas venas tienden a tener un flujo sanguíneo bajo. Por lo tanto, incluso si se produjera una hemorragia, podría controlarse fácilmente.

Por lo general, las várices vulvares relacionadas con el embarazo desaparecen aproximadamente seis semanas después del parto.

Nov. 20, 2018