¿Tienes malos hábitos alimentarios en el trabajo? Vuelve a encaminarte en 5 pasos simples

¿Es posible que cambiar tus hábitos y tu lugar de trabajo te ayude a fijar el rumbo para tener una mejor salud? De acuerdo con las investigaciones, sí es posible. Rotundamente.

By Angela L. Murad

¿Sientes como si tu lugar de trabajo atentara contra tus objetivos de comer alimentos más saludables? Tienes razón. Probablemente sea así. Y no estás solo.

En algún punto, entre las dónuts matinales y la visita al bol de los dulces al final de la tarde, los trabajadores estadounidenses abandonaron el camino hacia una alimentación saludable.

Considera el panorama general: En promedio, las personas adultas dedican 8,8 horas al día al trabajo y a las actividades laborales. Y el 66 por ciento de esos trabajadores tienen sobrepeso o son obesos.

¿La buena noticia? Las investigaciones han demostrado que introducir cambios simples en tu entorno de trabajo y en tu rutina cotidiana puede mejorar la calidad de tu alimentación y ayudarte a mantener un estilo de vida más saludable.

¿Estás listo para comenzar? A continuación te presentamos cinco medidas que puedes adoptar ahora mismo:

  1. Elimina el bol de dulces; cámbialo por uno de frutas. El refrán «Ojos que no ven, corazón que no siente» se aplica perfectamente a esta situación. Se ha demostrado que basta con alejar el bol de dulces del escritorio, o guardarlo en un cajón, para reducir de manera significativa el consumo de golosinas. Por el contrario, un bol de frutas ubicado en un lugar destacado invita a comer un tentempié saludable.
  2. Ten cuidado con la máquina expendedora. Las investigaciones han confirmado algo que la mayoría sabemos por intuición: Por lo general, las máquinas expendedoras tienen productos con alto contenido de azúcar, sal y calorías, y con poco valor nutricional. Cuando te ataque el hambre de la tarde, aléjate de las máquinas expendedoras de la sala de descanso.
  3. Planifica con anticipación; llévate tentempiés saludables desde tu hogar. Toma el control de lo que comes entre comidas llevándote alimentos saludables preparados en casa. Como reserva de tentempiés para el cajón del escritorio, puedes tener mezclas de frutos secos y barras de granola. Algunos tentempiés refrigerados pueden ser el yogur, los vegetales crudos, la fruta fresca y el queso en tiras; todas opciones más saludables que las galletas dulces de tus compañeros de trabajo.
  4. Deja de comer solo en tu escritorio. Esta práctica se ha vuelto habitual entre los trabajadores estadounidenses: El 62 por ciento de los encuestados respondió que habitualmente comen solos en su escritorio. Las investigaciones han demostrado que almorzar con compañeros de trabajo puede mejorar tanto la colaboración como el desempeño laboral general: una situación beneficiosa para todos. ¿Otra alternativa? Sal a dar un paseo al aire libre. Tendrás menos tiempo para consumir una comida abundante, mejorará tu entusiasmo y te ayudará a relajarte.
  5. No olvides hidratarte. Incluso la deshidratación leve puede afectar la memoria y aumentar la ansiedad y la fatiga, lo que predispone a un menor desempeño laboral y a picar entre comidas por los nervios. Ten una botella de agua cerca para poder beber a lo largo del día. Tomar agua en lugar de una bebida azucarada de 20 onzas (600 ml) te ahorra alrededor de 240 calorías.

Es demasiado fácil caer en conductas poco saludables en el lugar de trabajo. Sin embargo, una conciencia plena sobre qué y dónde estás comiendo realmente puede ayudarte a revertir la situación.

Feb. 07, 2018 See more In-depth

Ver también

  1. La dieta MIND puede reducir el riesgo de padecer enfermedad de Alzheimer
  2. 3 diet changes women over 50 should make right now
  3. Tres cambios clave en la nueva etiqueta de información nutricional
  4. Hábitos alimentarios saludables
  5. Reduce el consumo de azúcar en tu dieta
  6. Frutos de asaí
  7. Azúcar agregada
  8. Consumo de alcohol
  9. Agua alcalina
  10. ¿Las bebidas energizantes son realmente eficaces?
  11. Edulcorantes artificiales y otros sustitutos del azúcar
  12. El trastorno del espectro autista y los síntomas digestivos
  13. ¿Cuál es el mejor aceite para cocinar?
  14. Pautas alimentarias 2015-2020
  15. ¿Buscas aumentar los niveles de calcio sin productos lácteos? ¡Es posible!
  16. Nutrición para la lactancia: consejos para las mamás
  17. Cafeína: ¿qué cantidad es excesiva?
  18. ¿La cafeína es deshidratante?
  19. Calorie calculator
  20. El rol de la alimentación y el ejercicio en la prevención de la enfermedad de Alzheimer
  21. ¿Los alimentos con cereales integrales reducen la presión arterial?
  22. Carbohidratos
  23. Tabla de alimentos con alto contenido de fibra
  24. Colesterol: Los principales alimentos que mejorarán tus niveles
  25. Agua de coco: ¿bebida saludable o estafa de marketing?
  26. El café y la salud
  27. La alimentación y la vejiga hiperactiva
  28. Refresco dietético: ¿cuánto es demasiado?
  29. Grasas alimenticias
  30. Fibra dietética
  31. Nopal
  32. ¿La soya repercute en el riesgo de padecer cáncer de mama?
  33. No te dejes engañar por estos 3 mitos sobre la salud del corazón.
  34. No pierdas la cabeza por el agua de coco
  35. Haz opciones de bocadillos saludables
  36. ¡Come más de estos nutrientes clave!
  37. Huevos: ¿aumentan el colesterol?
  38. Bebidas energizantes
  39. Gramos de grasa
  40. Para mantener la salud intestinal, alimenta las bacterias buenas
  41. Fibra: ¿soluble o insoluble?
  42. El pescado y los bifenilos policlorados
  43. Incorpora más fibra a tu dieta
  44. Alimentos para una piel saludable
  45. Beneficios del jugo de uva para la salud
  46. ¿Es saludable el chocolate?
  47. Un corazón saludable de por vida: Evitar enfermedades del corazón
  48. Consejo de alimentación saludable: no olvides la fibra
  49. Jarabe de maíz con alto contenido de fructosa
  50. Dietas con alto contenido de proteínas
  51. El alcohol durante las fiestas: cuatro maneras de beber de manera más inteligente
  52. Peso durante las fiestas: cómo mantenerlo, no aumentarlo
  53. Recipientes de comida comprada
  54. ¿Hay algo más para la hidratación aparte del agua?
  55. Lo que debes saber antes de consumir jugos
  56. Jugos
  57. Depresión y alimentación
  58. Limita el consumo de grasas malas, un mordisco a la vez
  59. Haz que las etiquetas para los alimentos sean tus nuevas mejores amigas
  60. Glutamato monosódico
  61. Los AGMI
  62. Multigrano frente a grano integral
  63. ¿Necesitas un bocadillo? Dales una oportunidad a los frutos secos.
  64. ¿Necesitas más fibra? Sigue estos 3 pasos
  65. Etiqueta de información nutricional
  66. Reglas de nutrición que potenciarán tu entrenamiento
  67. Los frutos secos y tu corazón: comer nueces para la salud cardíaca
  68. Omega-3 en el pescado
  69. Ácidos grasos omega 6
  70. Fenilalanina
  71. Apuesta a lo seguro cuando le lleves comida a un ser querido que está internado
  72. Proteínas: fuentes saludables para el corazón
  73. Planes para una alimentación saludable
  74. Agua cruda: ¿moda arriesgada?
  75. Reduce el consumo de azúcar
  76. Alimentos saludables
  77. Control de las porciones
  78. Planificación de comidas saludables
  79. Dieta con alto contenido de fibra
  80. La alimentación social puede ser saludable y agradable
  81. Sodio
  82. Sodio: mira más allá del salero
  83. Stevia
  84. Agua del grifo o agua mineral: ¿Cuál es mejor?
  85. Taurina en las bebidas energizantes
  86. ¿Es hora de reducir el consumo de cafeína?
  87. ¿Es momento de reducir el consumo de sal?
  88. Grasas trans
  89. Peso insuficiente: suma libras de manera saludable
  90. ¿Quieres una cena más saludable? La ciencia dice que cambies el espacio donde comes
  91. Requisito diario de consumo de agua
  92. Alimentos funcionales
  93. ¿Qué alimentación es adecuada después de una ileostomía?
  94. ¿Qué es la alimentación limpia?
  95. ¿Qué se considera un consumo moderado de alcohol?
  96. ¿Cuál es la diferencia entre exprimir y licuar?
  97. ¿Por qué importa la alimentación después de una cirugía bariátrica?
  98. ¿Haces ejercicio? Recuerda beber
  99. Yerba mate