Algunos describen a la hormona humana del crecimiento como la clave para retrasar el proceso de envejecimiento. Obtén información sobre estas reclamaciones.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La hormona del crecimiento estimula el crecimiento infantil y ayuda a mantener los tejidos y órganos a lo largo de la vida. Es producida por la glándula pituitaria, que es del tamaño de un guisante (chícharo, arveja), y se ubica en la base del cerebro. Sin embargo, a partir de la mediana edad, la glándula pituitaria reduce lentamente la cantidad de hormona del crecimiento que produce.

Esta desaceleración natural ha desencadenado un interés en el uso de la hormona humana del crecimiento (HGH, por sus siglas en inglés) sintética como una forma de evitar algunos de los cambios vinculados al envejecimiento, como la disminución de la masa muscular y ósea.

Si te cuesta creer, no hay problema. Hay poca evidencia que sugiera que la hormona humana del crecimiento pueda ayudar a los adultos que de otra manera estarían sanos a recuperar la juventud y la vitalidad. Alternativamente, los tratamientos con esta hormona pueden aumentar el riesgo de que se manifiesten otras enfermedades. Los expertos recomiendan no usarla para tratar el envejecimiento o las afecciones relacionadas con la edad.

A los adultos que tienen una deficiencia de la hormona de crecimiento (no la disminución prevista de la hormona del crecimiento debido al envejecimiento), los médicos podrían recetarles hormona humana de crecimiento sintética.

En la mayoría de las personas, la deficiencia de la hormona del crecimiento es causada por un tumor benigno en la hipófisis (adenoma hipofisario) o por el tratamiento de un adenoma con cirugía o radioterapia.

En el caso de los adultos que tienen una deficiencia de la hormona del crecimiento, las inyecciones de hormona humana del crecimiento pueden provocar lo siguiente:

  • Aumentar la capacidad de ejercicio
  • Aumentar la densidad ósea
  • Aumentar la masa muscular
  • Disminuir la grasa corporal

El tratamiento con hormona humana del crecimiento también está aprobado para tratar a adultos con deficiencia de la hormona del crecimiento relacionada con el SIDA o el VIH, que causa una distribución irregular de la grasa corporal.

Los estudios de adultos sanos que toman la hormona humana del crecimiento son limitados y contradictorios. Aunque parece que la hormona humana del crecimiento puede aumentar la masa muscular y reducir la cantidad de grasa corporal en adultos mayores saludables, el aumento de músculo no se traduce en un aumento de la fuerza. No está claro si la hormona humana del crecimiento proporciona otros beneficios a los adultos sanos.

El tratamiento con la hormona humana del crecimiento podría causar una serie de efectos secundarios para los adultos sanos, incluidos:

  • Síndrome del túnel carpiano
  • Aumento de la resistencia a la insulina
  • Diabetes tipo 2
  • Hinchazón en los brazos y las piernas (edema)
  • Dolor articular y muscular
  • Para los hombres, agrandamiento del tejido mamario (ginecomastia)
  • Aumento del riesgo de ciertos tipos de cáncer

Los estudios clínicos del tratamiento con la hormona humana del crecimiento en adultos mayores sanos han sido relativamente pequeños y de corta duración, por lo que hay poca o ninguna información sobre los efectos a largo plazo del tratamiento con la hormona humana del crecimiento.

El tratamiento con hormona humana de crecimiento está aprobado en los Estados Unidos solamente para el tratamiento de la deficiencia de la hormona de crecimiento y los problemas relacionados con la infección por VIH. La hormona humana del crecimiento únicamente es eficaz si se administra como inyección.

La hormona humana del crecimiento no está disponible en forma de pastillas. Algunos suplementos alimenticios que se afirma que aumentan los niveles de la hormona humana del crecimiento vienen en forma de pastillas, pero las investigaciones no muestran que sean beneficiosos.

La hormona humana del crecimiento es considerada una sustancia controlada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. El uso de la hormona humana del crecimiento para una afección que no está aprobada, como la formación de músculo o un tratamiento antienvejecimiento en adultos mayores, es ilegal.

Si tienes inquietudes específicas sobre el envejecimiento, pregunta a tu médico sobre la maneras probadas para mejorar tu salud. Recuerda que las decisiones para llevar una vida saludable — como, llevar una dieta saludable e incluir actividad física en tu rutina diaria — puede ayudarte a estar en tu mejor forma a medida que envejeces.

May 14, 2020