Enfermedad de Alzheimer: cómo controlar los problemas para dormir

Si estás cuidando a un ser querido con la enfermedad de Alzheimer, las alteraciones del sueño pueden afectarlos a ambos. Aquí te brindamos ayuda para promover las buenas noches de sueño.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los problemas de sueño y la enfermedad de Alzheimer a menudo van de la mano. Obtén información sobre lo que contribuye a los problemas de sueño en la enfermedad de Alzheimer y lo que puedes hacer para ayudar.

Problemas de sueño comunes de la enfermedad de Alzheimer

Muchos adultos mayores tienen problemas para dormir, pero quienes padecen Alzheimer suelen tener aún más dificultades. Los problemas incluyen despertarse con mayor frecuencia, estar despierto durante más tiempo a la noche y sentirse somnoliento durante el día. Las personas con Alzheimer también podrían experimentar un estado de confusión que aparece al final de la tarde y se prolonga hasta la noche (síndrome vespertino). Las alteraciones del sueño con frecuencia aumentan a medida que progresa la enfermedad de Alzheimer y pueden causar problemas del comportamiento.

Los factores que podrían incidir en las alteraciones del sueño de la enfermedad de Alzheimer incluyen los siguientes:

  • Agotamiento físico y mental al final del día
  • Cambios en el reloj interno, que causa que las personas con Alzheimer se confundan el día con la noche
  • Necesidad de dormir menos, lo cual es común en los adultos mayores
  • Desorientación
  • Reacciones a las señales no verbales de frustración de cuidadores que presentan agotamiento al final del día
  • Iluminación reducida y más sombras, lo que puede causar confusión y miedo en las personas con Alzheimer

Cómo apoyar una buena noche de sueño

Las alteraciones del sueño pueden afectarte tanto a ti como a tu ser querido. Para promover un mejor sueño:

  • Trata las afecciones de fondo. Si sospechas que una afección de fondo, como la apnea del sueño o el síndrome de las piernas inquietas, está interfiriendo en el sueño de tu ser querido, habla con tu médico.
  • Establece una rutina. Mantén un horario regular para comer, despertarse y acostarse.
  • Evitar los estimulantes. Limita el consumo de alcohol, cafeína y nicotina de tu ser querido, lo cual puede interferir en el sueño. Además, convence a tu ser querido de no ver la televisión inmediatamente antes de acostarse o cuando se despierte por la noche.
  • Alienta la actividad física. Planea los días de tu ser querido para incluir caminatas y otras actividades físicas, que pueden ayudar a promover un mejor sueño en la noche.
  • Limita el sueño durante el día. Si tu ser querido necesita una siesta, hazla corta y asegúrate de que no sea demasiado tarde en el día.
  • Crea un ambiente cómodo para dormir. Asegúrate de que el dormitorio de tu ser querido tenga una temperatura confortable. Proporciona luces nocturnas y objetos de seguridad.
  • Controla los medicamentos. Asegúrate de que tu ser querido esté tomando sus medicamentos en los momentos apropiados para que no interfieran en el sueño.

Cuando un ser querido está sonámbulo

Si un ser querido está sonámbulo durante la noche, mantén la calma, aunque te sientas agotado. No discutas. En su lugar, pregúntale qué necesita. Recuérdale con calma que es de noche y es la hora de dormir. Si tu ser querido necesita caminar, no trates de impedirlo. En su lugar, permíteselo bajo tu supervisión.

Tomar medicamentos para dormir

Si los enfoques no farmacológicos no están funcionando, el médico de tu ser querido podría recomendar medicamentos para dormir. Sin embargo, el uso de este tipo de medicamentos puede aumentar el riesgo de caídas, fracturas y confusión. Una vez que se establezca un patrón regular del sueño, el médico probablemente recomendará intentar suspender los medicamentos.

Recuerda que también es necesario dormir

El sueño de tu ser querido es importante, pero también lo es el tuyo. Si no estás durmiendo lo suficiente, es posible que no tengas la paciencia y la energía necesarias para cuidar a alguien que tiene la enfermedad de Alzheimer. Tu ser querido también puede sentir tu estrés y agitarse.

Si es posible, pídele a tus familiares o amigos que alternen las noches contigo, o habla con el médico de tu ser querido, un trabajador social o un representante de una asociación local de Alzheimer para averiguar qué ayuda está disponible en tu área.

April 25, 2019 See more In-depth