¿Qué pasa si no puedo perdonar?

El perdón representa un reto, sobre todo si la persona que te hirió no admite su error y no habla sobre su propio dolor. Si te sientes estancado:

  • Considera la situación desde el punto de vista de la otra persona.
  • Pregúntate por qué la persona se comportó de esa manera. Quizá tú habrías actuado en modo similar si hubieras enfrentado la misma situación.
  • Reflexiona sobre los momentos en que tú has herido a otros y sobre aquellos que te han perdonado.
  • Lleva un diario, ora o recurre a la meditación guiada — o habla con una persona a quien consideres sabia y compasiva, como un líder espiritual, un profesional de servicios de salud mental, o un ser querido o amigo imparcial.
  • Considera que el perdón es un proceso, y que necesitas volver a reflexionar y perdonar una y otra vez (incluso si se trata de heridas pequeñas).

¿El perdón garantiza la reconciliación?

Si aquello que te lastimó implicó a alguien con quien tienes una relación que valoras, el perdón puede conducir a la reconciliación. Sin embargo, esto no siempre es así.

La reconciliación resulta imposible si quien te ofendió murió o no está dispuesto a comunicarse contigo. En otros casos, puede no ser apropiada. Aún así, es posible perdonar — incluso si no consigues reconciliarte.

Nov. 11, 2014