Vesícula, hígado y vías biliares

La vesícula biliar funciona como depósito para la bilis, un líquido de color amarillo verdoso que se produce en el hígado. La bilis fluye desde el hígado hacia la vesícula biliar, donde se almacena hasta que se necesita durante la digestión de los alimentos. Cuando comes, la vesícula biliar libera la bilis a las vías biliares, donde se transporta hacia la parte superior del intestino delgado (duodeno) para ayudar a descomponer las grasas que contienen los alimentos.