La mayoría de las serpientes norteamericanas no son peligrosas para los seres humanos. Hay algunas excepciones, como la serpiente de cascabel, la serpiente de coral, el mocasín de agua y la serpiente cabeza de cobre. Sus mordeduras pueden ser mortales.

Si te muerde una serpiente venenosa, llama al 911 o al número local de emergencias de inmediato, especialmente si la zona de la mordedura cambia de color, comienza a inflamarse o te duele. Muchas salas de emergencias tienen antídotos que pueden ayudarte.

En lo posible, toma estas medidas mientras esperas a que llegue la ayuda médica:

  • Mantén la calma y muévete para quedar fuera del radio de ataque de la serpiente.
  • Quítate las joyas y la ropa ajustada antes de que se produzca la inflamación.
  • En lo posible, colócate de manera tal que la mordedura quede por debajo o a la altura del corazón.
  • Limpia la herida, pero no la enjuagues con agua. Tápala con un vendaje limpio y seco.

Precaución

  • No utilices un torniquete ni apliques hielo.
  • No cortes la herida ni intentes quitar el veneno.
  • No bebas cafeína ni alcohol, ya que podría acelerar la velocidad a la que el cuerpo absorbe el veneno.
  • No intentes capturar a la serpiente. Trata de recordar su forma y color para que puedas describirla, lo que te ayudará en tu tratamiento.

Síntomas

La mayoría de las mordeduras de serpiente ocurren en las extremidades. Si la mordedura es de una serpiente no venenosa, los síntomas habituales son dolor y rasguños en el sitio de la mordedura.

Habitualmente, después de la mordedura de una serpiente venenosa, se presenta un dolor intenso con ardor en el lugar, dentro de los 15 a 30 minutos. Después, puede aparecer hinchazón y moretones en la herida, y hacia arriba, en todo el brazo o la pierna. Otros síntomas incluyen náuseas y una sensación general de debilidad, además de un sabor raro en la boca.

Algunas serpientes, como las serpientes de coral, poseen toxinas que provocan síntomas neurológicos, tales como hormigueo, dificultad para hablar y debilidad.

Las serpientes venenosas en América del Norte

La mayoría de las serpientes venenosas en América del Norte tienen ojos entrecerrados y son conocidas con el nombre de «víboras de foseta». Tienen una cabeza triangular, con un hundimiento entre los ojos y fosas nasales en ambos lados de la cabeza.

Existen otras características particulares de ciertas serpientes venenosas:

  • Las serpientes de cascabel hacen su traqueteo al agitar los anillos que se encuentran en el extremo de sus colas.
  • Las bocas de los mocasines de agua tienen un recubrimiento algodonoso blanco.
  • Las serpientes de coral tienen anillos de colores rojo, amarillo y negro a lo largo del cuerpo. La cabeza no es triangular y las pupilas son redondas.
  • Las serpientes cabeza de cobre tienen cabezas de color cobre y cuerpos color marrón rojizo con bandas oscuras.
Jan. 24, 2019