La mayoría de las reacciones a las mordidas y picaduras de insectos son leves y causan poco más que enrojecimiento, picazón, escozor o hinchazón leve. En raras ocasiones, las mordidas y picaduras de insectos, como las de una abeja, una avispa, un avispón, una hormiga roja o un escorpión, pueden provocar reacciones graves. Algunos insectos también transmiten enfermedades, como el virus del Nilo Occidental.

En el caso de reacciones leves

Para cuidar una mordida o picadura de insecto que causa una reacción leve, haz lo siguiente:

  • Ve a un área segura para evitar más mordidas o picaduras.
  • Si fuera necesario, quita el aguijón.
  • Lava el área con agua y jabón.
  • Aplica una compresa fría. Usa un paño humedecido con agua fría o lleno de hielo. Esto ayuda a reducir el dolor y la hinchazón. Si la lesión es en un brazo o una pierna, elévalos.
  • Aplica crema de hidrocortisona al 0,5 % o 1 %, loción de calamina o una pasta de bicarbonato de sodio en la mordida o picadura varias veces al día hasta que desaparezcan los síntomas.
  • Toma un antihistamínico (Benadryl u otros) para reducir la picazón.

Por lo general, los signos y síntomas de la mordida o picadura desaparecen en uno o dos días. Si estás preocupado, incluso si la reacción es leve, llama a tu médico.

Cuándo buscar atención de emergencia

Llama al 911 o al número local de emergencias si la persona lesionada presenta lo siguiente:

  • Dificultad para respirar
  • Hinchazón de los labios, los párpados o la garganta
  • Mareos, desmayos o confusión
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Urticaria
  • Náuseas, cólicos o vómitos
  • Una picadura de escorpión (en un niño)

Toma estas medidas de inmediato mientras esperas que llegue la ayuda médica:

  • Pregúntale a la persona si lleva consigo un autoinyector de epinefrina (EpiPen, Auvi-Q u otros) para tratar un ataque de alergia.
  • Si la persona dice que necesita usar un autoinyector, pregúntale si debes ayudarla a inyectarse el medicamento. Por lo general, esto se hace presionando el autoinyector contra el muslo de la persona y sosteniéndolo en el lugar unos segundos.
  • Afloja la ropa ajustada y cubre a la persona con una manta. No le ofrezcas nada para beber.
  • Si la persona está vomitando, colócala en una posición que evite que se atragante.
  • Comienza la reanimación cardiopulmonar si la persona no muestra signos de circulación, como respiración, tos o movimiento.
Feb. 17, 2018