La fiebre es un aumento de la temperatura del cuerpo. Generalmente es un signo de infección. La fiebre en sí misma suele ser inofensiva y, probablemente, útil. A menudo, la fiebre no necesita tratamiento.

La temperatura corporal promedio es de 98,6 °F (37 °C). Sin embargo, la temperatura corporal normal puede oscilar entre 97 °F (36,1 °C) y 99 °F (37,2 °C) o más. La temperatura corporal puede variar de acuerdo con tu nivel de actividad o la hora del día. Por lo general, las personas mayores tienen una temperatura corporal más baja que las personas más jóvenes.

Las siguientes cifras del termómetro suelen indicar fiebre:

  • Temperatura de la arteria temporal, del oído o del recto de 100,4 °F (38 °C) o superior
  • Temperatura bucal de 100 °F (37,8 °C) o superior
  • Temperatura axilar de 99 °F (37,2 °C) o superior

¿Debo tratar la fiebre?

Cuando tú o tu hijo se enferman, el objetivo principal es aliviar las molestias y promover el descanso. Tratar la fiebre no abrevia ni prolonga en particular el curso de una enfermedad.

Cómo tratar la fiebre en un niño

Es posible que los niños con fiebre relativamente alta no parezcan estar enfermos ni actúen como si lo estuvieran. El tratamiento de la fiebre depende del grado de molestia. Si tu hijo está incómodo o inquieto, estas estrategias de cuidados en casa podrían resultar útiles:

  • Alienta a tu hijo a beber líquidos
  • Viste a tu hijo con ropa liviana.
  • Si tu hijo siente escalofríos, colócale una manta liviana hasta que se le pasen.

Los analgésicos también pueden ser útiles, pero ten en cuenta estas precauciones:

  • No le des aspirina a ninguna persona de 18 años o menor.
  • No le des ningún tipo de analgésico a un bebé hasta después de haberte comunicado con un proveedor médico o de que le hayan hecho una evaluación.
  • Puedes darle paracetamol/acetaminofeno (Tylenol u otros) a niños menores de 6 meses, según se indique en la etiqueta.
  • Puedes darle paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno (Advil, Children's Motrin u otros) a niños de 6 meses o más. Sigue las indicaciones del envase del producto.
  • No les des ibuprofeno a niños menores de 6 meses.
  • No les des paracetamol (acetaminofeno) a bebés menores de 6 semanas.

Cuándo buscar asesoramiento médico para un niño

Si tu bebé tiene menos de 3 meses y presenta fiebre, es importante que busques asistencia médica de inmediato.

Busca atención médica si un niño de cualquier edad presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Irritabilidad, o comportamiento anormal, que no mejora incluso después de tomar medicamentos para bajar la fiebre
  • Signos de deshidratación, como no mojar el pañal durante más de 8 a 10 horas, llanto sin lágrimas, sequedad de la boca o resistencia a beber líquidos
  • Rigidez en el cuello o dolor de cabeza
  • Dolor abdominal
  • Problemas para respirar
  • Erupción cutánea
  • Hinchazón o dolor en las articulaciones

También debes buscar asistencia médica si la fiebre dura más de cinco días seguidos.

Cómo tratar la fiebre en un adulto

Los adultos con fiebre de 103 °F (39,4 °C) o superior generalmente se ven enfermos y se comportan como tales. El objetivo principal del tratamiento es aliviar el malestar y ayudarte a descansar.

Para tratar la fiebre en casa, haz lo siguiente:

  • Bebe mucho líquido para mantenerte hidratado.
  • Usa ropa liviana.
  • Si sientes escalofríos, usa una manta liviana hasta que se te pasen.
  • Toma paracetamol/acetaminofeno (Tylenol y otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros). Sigue las indicaciones del envase del producto.

Cuándo buscar asesoramiento médico para un adulto

Busca atención médica si una persona con fiebre presenta alguno de los siguientes signos y síntomas:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho
  • Dolor de cabeza intenso
  • Confusión o agitación
  • Dolor abdominal
  • Vómitos reiterados
  • Signos de deshidratación, como sequedad de la boca, disminución de la orina u orina oscura, o resistencia a beber líquidos
  • Erupciones cutáneas
  • Dificultad para tragar líquidos
  • Dolor al orinar o dolor de espalda

Cuándo buscar atención médica de urgencia

Busca atención médica de urgencia si tu hijo tiene fiebre después de haber quedado dentro de un automóvil caliente o en otra situación posiblemente peligrosa y presenta cualquiera de estos signos de advertencia:

  • Fiebre sin sudoración
  • Dolor de cabeza intenso
  • Convulsiones
  • Rigidez en el cuello
  • Confusión
  • Vómitos reiterados o diarrea
  • Irritabilidad o malestar considerable
  • Cualquier síntoma preocupante, diferente o inusual
Tabla de conversión de grados Fahrenheit a grados Celsius
Grados Fahrenheit Grados Celsius
105 40,6
104 40,0
103 39,4
102 38,9
101 38,3
100 37,8
99 37,2
98 36,7
97 36,1
96 35,6

Cómo tomar la temperatura

Usa siempre un termómetro digital para controlar la temperatura de una persona. Hay varios tipos disponibles:

  • los termómetros rectales se colocan en el recto.
  • Los termómetros orales que se colocan en la boca.
  • Los termómetros de la arteria temporal utilizan un escáner infrarrojo para medir la temperatura de la arteria temporal en la frente.
  • Termómetros que se colocan en la axila (axilares) o en el oído (membrana timpánica). Estos termómetros son menos precisos.

Debido al peligro de exposición al mercurio o de su ingestión, los termómetros de vidrio con mercurio se han dejado de fabricar y ya no se recomiendan.

Independientemente del tipo de termómetro que uses, toma las siguientes precauciones cuando lo uses:

  • Lee las instrucciones que vienen con el termómetro.
  • Límpialo antes y después de cada uso con alcohol para fricciones o jabón y agua tibia.
  • No uses el mismo termómetro para tomar la temperatura bucal y la rectal. Usa dos termómetros y ponles una etiqueta que indique la parte del cuerpo donde se usan.
  • Nunca dejes a un niño sin supervisión mientras le estés tomando la temperatura.

Temperatura rectal (para bebés)

  • Enciende el termómetro digital y aplica en la punta una pequeña cantidad de vaselina u otro lubricante.
  • Recuesta al niño boca abajo o de costado, con las rodillas flexionadas.
  • Introduce con cuidado la punta del termómetro entre 1/2 y 1 pulgada (entre 1,3 y 2,5 centímetros) dentro del recto.
  • Sujeta el termómetro y mantén quieto al niño hasta que el pitido del termómetro indique que está listo. Para evitar lesiones, no sueltes el termómetro mientras esté introducido en el recto del niño.
  • Quita el termómetro y lee el número que aparece en el visor.

Temperatura bucal

  • Enciende el termómetro digital. Coloca la punta del termómetro debajo de la lengua.
  • Mantén cerrada la boca con el termómetro colocado durante el tiempo que se recomiende o hasta que el pitido del termómetro indique que está listo.
  • Quita el termómetro y lee el número que aparece en el visor.

Temperatura de la arteria temporal

  • Enciende el termómetro. Deslízalo suavemente por la frente y lee el número que indica.

Temperatura axilar

  • Enciende el termómetro digital. Coloca el termómetro en la axila, asegurándote de que toque la piel y no la ropa.
  • Sujeta el termómetro firmemente en su lugar hasta que escuches el pitido que indica que está listo.
  • Quita el termómetro y lee el número que aparece en el visor.

Temperatura del oído

  • Enciende el termómetro digital. Colócalo suavemente dentro del conducto auditivo, a una profundidad no mayor que la indicada en las instrucciones del dispositivo.
  • Sujeta el termómetro firmemente en su lugar hasta que escuches el pitido que indica que está listo.
  • Quita el termómetro y lee el número que aparece en el visor.
June 13, 2018