Diagnóstico

No hay pruebas para detectar el síndrome del choque tóxico. Es posible que debas proporcionar muestras de sangre y orina para evaluar la presencia de infección por estafilococos o estreptococos. Se puede tomar una muestra de la vagina, el cuello del útero y la garganta para analizarla en un laboratorio.

Debido a que el síndrome del choque tóxico puede afectar a varios órganos, el médico puede pedir otras pruebas, como una tomografía computarizada, una punción lumbar o una radiografía de tórax, para evaluar el alcance de la enfermedad.

Más información

Tratamiento

Si tienes el síndrome del choque tóxico, es probable que te hospitalicen. En el hospital, sucederá lo siguiente:

  • Te tratarán con antibióticos mientras los médicos buscan el origen de la infección
  • Recibirás medicamentos para estabilizar la presión arterial si es baja y líquidos para tratar la deshidratación
  • Recibirás cuidados de apoyo para tratar otros signos y síntomas

Las toxinas producidas por estafilococos o estreptococos y la hipotensión que las acompaña pueden provocar insuficiencia renal. Si los riñones fallan, podrías necesitar diálisis.

Cirugía

Puede ser necesario realizar una cirugía para extraer el tejido no vivo del lugar de la infección o para drenar la infección.

Preparación para la consulta

Por lo general, el síndrome de choque tóxico se diagnostica en la sala de urgencias. Sin embargo, si te preocupa el riesgo de presentar síndrome de choque tóxico, consulta a tu médico para verificar los factores de riesgo y hablar sobre la prevención. La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la cita. Cuando programes la cita, pregunta si hay algo que debes hacer con anticipación, como por ejemplo, restringir tu dieta.
  • Escribe tus síntomas, incluso los que parecen no estar relacionados con el motivo de la cita.
  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Si menstrúas, anota la fecha en que comenzó tu último período.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañen. La persona que te acompañe podría recordar algún detalle que tú hayas pasado por alto u olvidado.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preparar una lista de preguntas para hacerle al médico te ayudará a aprovechar al máximo el tiempo de la consulta. Algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico sobre el síndrome de choque tóxico son:

  • ¿Qué podría estar provocando mis síntomas o mi afección?
  • ¿Cuáles serían otras causas posibles de mis síntomas o mi afección?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuál es el mejor plan de acción?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque primario que me indica?
  • Tengo estas otras afecciones. ¿Cómo puedo controlarlos de manera conjunta?
  • ¿Debo respetar alguna restricción?
  • ¿Debería consultar a un especialista?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetan?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en realizar también otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas, incluidas las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuál es la gravedad de los síntomas?
  • ¿Usas tampones superabsorbentes?
  • ¿Qué tipo de anticonceptivos usas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
July 29, 2021
  1. Kellerman RD, et al. Toxic shock syndrome. In: Conn's Current Therapy 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 6, 2020.
  2. Toxic shock syndrome. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/gram-positive-cocci/toxic-shock-syndrome-tss. Accessed Feb. 5, 2020.
  3. Nonfoux L, et al. Impact of currently marketed tampons and menstrual cups on Staphylococcus aureus growth and toxic shock syndrome toxin 1 production in vitro. Applied and Environmental Microbiology. 2018; doi:10.1128/AEM.00351-18.
  4. Cohen J, et al. Dermatologic manifestations of systemic infections. In: Infectious Diseases. 4th ed. Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 5, 2020.
  5. The facts on tampons — and how to use them safely. U.S. Food and Drug Administration. https://www.fda.gov/consumers/consumer-updates/facts-tampons-and-how-use-them-safely. Accessed Feb. 6, 2020.

Síndrome del choque tóxico