Descripción general

El cáncer de amígdalas es el crecimiento anormal de las células que se forma en las amígdalas. Las amígdalas son dos almohadillas ovaladas ubicadas en la parte posterior de la boca que forman parte del sistema inmunitario del cuerpo que combate los gérmenes.

El cáncer de amígdalas puede causar dificultad al tragar y una sensación de que queda algo en la garganta. Muchas veces el cáncer de amígdalas se diagnostica tarde en el transcurso de la enfermedad, cuando el cáncer ya se extendió a zonas cercanas, como los ganglios linfáticos del cuello.

Los tratamientos para el cáncer de amígdalas incluyen cirugía, radioterapia y quimioterapia.

Síntomas

Los signos y síntomas del cáncer de amígdalas incluyen los siguientes:

  • Dificultad para tragar
  • Una sensación de que queda algo en la garganta
  • Hinchazón y dolor en el cuello
  • Dolor de oído
  • Rigidez de la mandíbula

Cuándo debes consultar a un médico

Solicita una cita con el médico o el dentista si tienes cualquier signo o síntoma persistente que te preocupe.

Causas

El cáncer de amígdalas comienza cuando las células sanas de las amígdalas desarrollan cambios en su ADN. El ADN de una célula contiene las instrucciones que le dicen a la célula qué hacer. Los cambios les dicen a las células que crezcan fuera de control y que continúen viviendo cuando las células sanas normalmente morirían. La acumulación de células crea un tumor que puede crecer más allá de las amígdalas y extenderse a otras partes del cuerpo.

No está claro qué causa el cáncer de amígdalas, pero los médicos están descubriendo que el virus del papiloma humano, o VPH, tiene un papel importante. Esta infección de transmisión sexual se detecta en la mayoría de los cánceres de amígdalas en los Estados Unidos. El cáncer de amígdalas causado por el VPH suele aparecer en la juventud y es más probable que responda bien ante los tratamientos disponibles.

Factores de riesgo

Algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de amígdalas son los siguientes:

  • Fumar tabaco
  • Consumir bebidas alcohólicas
  • Estar infectado con el virus del papiloma humano (VPH)

Prevención

Para reducir tu riesgo de cáncer de amígdalas:

  • No consumas tabaco. Si no consumes tabaco, no empieces. Si actualmente consumes tabaco de cualquier tipo, habla con tu médico acerca de estrategias que te ayuden a dejar de fumar.
  • Limita el consumo de alcohol si eliges beber. Si eliges beber alcohol, hazlo con mesura. Para los adultos saludables, beber con moderación significa una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres.
  • Consigue atención dental regular. Durante la cita, el dentista te revisará la boca para detectar signos de cáncer y cambios precancerosos.
  • Piensa en aplicarte la vacuna contra el virus del papiloma humano. La vacunación para prevenir la infección por el virus del papiloma humano puede reducir tu riesgo de cánceres relacionados con el virus del papiloma humano, como el cáncer de amígdalas. Pregúntale al médico si la vacuna contra el virus del papiloma humano es apropiada para ti.

Cáncer de amígdalas - atención en Mayo Clinic

Jan. 29, 2021
  1. AskMayoExpert. Head and neck cancers (adult). Mayo Clinic; 2019.
  2. Flint PW, et al., eds. Malignant neoplasms of the oropharynx. In: Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 7th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 12, 2020.
  3. Head and neck cancers. National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/default.aspx. Accessed Nov. 12, 2020.
  4. HPV and oropharyngeal cancer. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/cancer/hpv/basic_info/hpv_oropharyngeal.htm. Accessed Nov. 17, 2020.
  5. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Aug. 10, 2020.