Descripción general

El dolor de cabeza tensional generalmente es un dolor leve a moderado que a menudo se describe como la sensación de tener una banda apretada alrededor de la cabeza. El dolor de cabeza tensional es el tipo más común de dolor de cabeza, pero sus causas no se comprenden completamente.

Hay tratamientos disponibles para el dolor de cabeza tensional. Para controlar el dolor de cabeza tensional, a menudo se requiere un equilibrio entre practicar hábitos saludables, encontrar tratamientos no farmacológicos eficaces y usar medicamentos de forma adecuada.

Síntomas

Los signos y síntomas del dolor de cabeza tensional son los siguientes:

  • Dolor de cabeza sordo
  • Sensación de opresión o de tensión en la frente o a los lados y la parte de atrás de la cabeza
  • Sensibilidad en el cuero cabelludo, el cuelo y los músculos de los hombros

Los dolores de cabeza tensionales se clasifican en dos categorías: ocasionales y crónicos.

Dolores de cabeza tensionales ocasionales

Los dolores de cabeza tensionales ocasionales pueden durar de 30 minutos a una semana. Los dolores de cabeza tensionales ocasionales o frecuentes se producen menos de 15 días por mes, durante al menos tres meses. Los dolores de cabeza tensionales ocasionales o frecuentes pueden convertirse en crónicos.

Dolores de cabeza tensionales crónicos

Estos dolores de cabeza tensionales duran horas y pueden ser constantes. Si los dolores de cabeza se producen 15 días o más en un mes, durante al menos tres meses, se consideran crónicos.

Dolores de cabeza tensionales en comparación con las migrañas

Puede resultar difícil distinguir los dolores de cabeza tensionales de las migrañas. Además, si tienes dolores de cabeza tensionales ocasionales o frecuentes, también puedes tener migrañas.

A diferencia de algunas formas de migraña, los dolores de cabeza tensionales por lo general no están asociados con alteraciones visuales, náuseas, ni vómitos. Aunque la actividad física normalmente agrava el dolor de la migraña, no empeora el dolor causado por el dolor de cabeza tensional. Una mayor sensibilidad a la luz o a los sonidos puede suceder con un dolor de cabeza tensional, pero este síntoma no es común.

Cuándo debes consultar a un médico

Programa una cita con tu médico

Si los dolores de cabeza tensionales alteran tu vida o necesitas tomar medicamentos para calmarlos más de dos veces por semana, consulta con tu médico.

Incluso si tienes antecedentes de dolores de cabeza, consulta al médico si el patrón cambia o si los dolores de cabeza repentinamente se sienten diferentes. Ocasionalmente, los dolores de cabeza pueden indicar una afección médica grave, como un tumor cerebral o la ruptura de un vaso sanguíneo debilitado (aneurisma).

Cuándo buscar ayuda de emergencia

Si tienes alguno de estos signos o síntomas, busca atención de emergencia:

  • Dolor de cabeza abrupto e intenso
  • Dolor de cabeza con fiebre, rigidez en el cuello, confusión mental, convulsiones, visión doble, debilidad, entumecimiento o dificultad para hablar
  • Dolor de cabeza después de un traumatismo craneal, especialmente si el dolor de cabeza empeora

Causas

Se desconoce la causa de los dolores de cabeza tensionales. Los expertos solían pensar que los dolores de cabeza tensionales se debían a contracciones musculares en la cara, el cuello y el cuero cabelludo, quizás por emociones fuertes, tensión o estrés. Sin embargo, las investigaciones dan a entender que la causa no es esa contracción muscular.

La teoría más común sostiene que las personas que tienen dolores de cabeza tensionales son más sensibles al dolor. Un síntoma común de este tipo de dolores de cabeza es una mayor sensibilidad muscular, que podría deberse a un sistema del dolor más sensibilizado.

Desencadenantes

El estrés es el desencadenante más comúnmente informado en casos de dolor de cabeza tensional.

Complicaciones

Como los dolores de cabeza tensionales son tan comunes, su efecto en la productividad laboral y la calidad de vida en general es considerable, en particular si son crónicos. El dolor frecuente puede hacer que no puedas asistir a actividades. Podrías necesitar no ir a trabajar o, si lo haces, tu capacidad funcional podría verse afectada.

Prevención

Además del ejercicio regular, técnicas como el entrenamiento de biorretroalimentación y la terapia de relajación pueden ayudar a reducir el estrés.

  • Entrenamiento de biorretroalimentación. Esta técnica te enseña a controlar determinadas respuestas del cuerpo que ayudan a reducir el dolor. Durante una sesión de biorretroalimentación, te conectan a dispositivos que te controlan y que suministran información sobre tus funciones corporales, como la tensión muscular, la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Luego, aprendes a reducir la tensión muscular y a disminuir la frecuencia cardíaca y la respiración.
  • Terapia cognitivo conductual. Este tipo de terapia de conversación podría ayudarte a aprender a controlar el estrés y a reducir la frecuencia y gravedad de los dolores de cabeza.
  • Otras técnicas de relajación. Todo lo que te ayude a relajarte, como la respiración profunda, el yoga, la meditación y la relajación muscular progresiva, pueden ayudar con los dolores de cabeza. Puedes aprender técnicas de relajación en clases o en casa usando libros, videos o aplicaciones.

Usar medicamentos junto con técnicas de manejo del estrés puede ser más eficaz para reducir los dolores de cabeza tensionales que uno de estos tratamientos por sí solo.

Además, tener un estilo de vida saludable puede ayudar a prevenir los dolores de cabeza.

  • Descansa lo suficiente, pero no demasiado.
  • No fumes.
  • Haz ejercicio con regularidad.
  • Come con regularidad y equilibradamente.
  • Bebe mucha agua.
  • Limita el consumo de alcohol, la cafeína y el azúcar.