Atención de la mastocitosis sistémica en Mayo Clinic

El equipo de atención de Mayo Clinic

Los médicos de Mayo Clinic de diferentes especialidades médicas trabajan juntos para brindarte la mejor atención médica posible. Tu equipo puede estar compuesto por especialistas en enfermedades alérgicas, hematología, dermatología, gastroenterología, pediatría, neurología, endocrinología y patología. Aunque la mastocitosis sistémica es poco frecuente, los médicos de Mayo Clinic atienden a alrededor de 70 personas con alguna forma de esa enfermedad todos los años.

Diagnóstico de un experto

El diagnóstico de la mastocitosis sistémica puede confirmarse si se encuentran valores altos de mastocitos o niveles altos de las sustancias que estos liberan en el cuerpo, como triptasa, histamina, leucotrienos o prostaglandinas. Algunas de las pruebas que el médico puede usar para confirmar la mastocitosis sistémica son la biopsia de médula ósea, análisis de sangre, análisis de orina, radiografías, ecografías y tomografías computarizadas.

Tratamiento integral

El tratamiento para la mastocitosis sistémica varía según el tipo que tengas. La mayoría de los planes de tratamiento para la mastocitosis sistémica cuentan con los siguientes componentes básicos:

  • Tratar y controlar los síntomas. Los médicos de Mayo Clinic te ayudarán a identificar factores particulares que puedan ocasionar los síntomas de la mastocitosis sistémica, como determinados alimentos, medicamentos, picaduras de insectos o cambios de temperatura. También trabajarán junto a ti para ayudarte a mantener bajo control los síntomas de la mastocitosis sistémica con medicamentos, como los antihistamínicos, la aspirina y los medicamentos que contrarrestarán los efectos de las sustancias que liberan los mastocitos, como los corticoesteroides y los agonistas de leucotrienos. Es posible que los médicos también te enseñen a aplicarte una inyección de epinefrina, en caso de que tengas una reacción alérgica grave cuando aumentan los mastocitos.
  • Supervisión periódica. Los médicos de Mayo Clinic tomarán muestras de sangre y orina de forma periódica para supervisar el estado de tu enfermedad. Mayo Clinic es uno de los pocos centros que ofrecen un kit especial para el hogar que puedes usar para recolectar muestras de sangre y orina mientras tienes los síntomas, lo cual le brinda al médico un mejor panorama de cómo la mastocitosis sistémica afecta tu cuerpo.
  • Mediciones de la densidad ósea. Debido a que la mastocitosis sistémica puede afectar los huesos y la médula ósea, es posible que corras riesgo de sufrir problemas en los huesos, como la osteoporosis. En Mayo Clinic, las mediciones de la densidad ósea son un componente frecuente del tratamiento.
  • Quimioterapia. Si tienes un tipo de mastocitosis sistémica agresivo o una mastocitosis asociada con otro trastorno sanguíneo, es posible que recibas tratamiento con medicamentos de quimioterapia, los cuales reducen la cantidad de mastocitos.

Para las personas que tienen mastocitosis sistémica avanzada, un trasplante de células madre puede ser una opción.

Pericia y calificaciones

  • Investigación de avanzada. Los científicos de Mayo Clinic están investigando tratamientos nuevos para la mastocitosis sistémica. Como paciente de Mayo Clinic, podrías acceder a los ensayos de tratamiento más recientes.
  • Atención personalizada. En Mayo Clinic, los médicos supervisan la mastocitosis sistémica controlando de forma regular tu enfermedad y luego adaptando el plan de tratamiento para ayudarte a controlar los síntomas específicos.
  • Pericia reconocida a nivel nacional. La mastocitosis es una afección poco frecuente. Se calcula que afecta a 1 de cada 10.000 personas. Los médicos de Mayo Clinic cuentan con experiencia en el diagnóstico y la atención de personas con mastocitosis sistémica, y atienden a casi 70 personas con ese trastorno por año.

Ubicaciones, viajes y alojamiento

Las sedes más importantes de Mayo Clinic se encuentran en Phoenix y Scottsdale, Arizona; Jacksonville, Florida; y Rochester, Minnesota. El Sistema de Salud de Mayo Clinic cuenta con docenas de sedes en varios estados.

Para obtener más información sobre las visitas a Mayo Clinic, selecciona tu ubicación debajo:

Costos y seguro médico

Mayo Clinic trabaja con cientos de compañías de seguro y es un proveedor de la red para millones de personas.

En la mayoría de los casos, Mayo Clinic no requiere que te remita un médico. Algunas compañías de seguros requieren que te remitan, o pueden tener requisitos adicionales para determinada atención médica. Todas las consultas se priorizan en función de la necesidad médica.

Más información sobre citas médicas en Mayo Clinic.

Ponte en contacto con tu compañía de seguro para verificar la cobertura médica y para obtener cualquier autorización que necesites antes de tu visita. Muchas veces, el teléfono de atención al cliente de la compañía de seguro se encuentra impreso en el reverso de tu tarjeta de seguro.

Más información sobre facturación y seguro:

Mayo Clinic en Arizona, Florida y Minnesota

Sistema de Salud de Mayo Clinic

Dec. 21, 2018