Diagnóstico

Por lo general, las estrías no necesitan diagnóstico. Es probable que tu médico examine la piel y revise tus antecedentes médicos. Si el médico sospecha que hay un aumento en el nivel de la hormona cortisol, puede indicarte pruebas adicionales.

Tratamiento

Las estrías no requieren tratamiento. Son inofensivas y a menudo se desvanecen con el tiempo. El tratamiento puede hacer que se atenúen, pero es posible que nunca desaparezcan por completo.

Los siguientes tratamientos son algunos de los que se encuentran disponibles para ayudar a mejorar el aspecto y la textura de las estrías. No se ha demostrado que ninguno sea más eficaz que los otros.

  • Crema con retinoides. Los retinoides, derivados de la vitamina A, como la tretinoína (Retin-A, Renova, Avita), que se aplican en la piel pueden mejorar el aspecto de las estrías si aparecieron unos pocos meses antes. La tretinoína, cuando funciona, ayuda a reconstruir una proteína de la piel llamada colágeno, haciendo que las estrías se parezcan más a su piel normal. La tretinoína puede irritar la piel.

    Si estás embarazada o en período de lactancia, habla con tu médico acerca de otras opciones de tratamiento, ya que los posibles efectos secundarios de la crema con retinoides pueden afectar al bebé.

  • Terapias con luz y láser. Se encuentran disponibles distintas terapias con luz y láser que pueden estimular la producción de colágeno o promover la elasticidad. El médico puede ayudarte a determinar la técnica adecuada para ti.
  • Rodillo con microagujas. Este tipo de tratamiento consiste en un dispositivo manual con pequeñas agujas que estimulan la producción de colágeno. Esta técnica, a diferencia de la terapia con láser, tiene menos riesgo de que se produzcan cambios en la pigmentación, por lo que es el método inicial preferido por las personas con piel oscura.

Trabaja con tu médico para elegir el plan de tratamiento o la combinación de tratamientos más adecuados para ti. Los factores para tener en cuenta son los siguientes:

  • El período de tiempo desde la aparición de las estrías.
  • El tipo de piel.
  • La conveniencia, ya que algunas terapias requieren reiteradas consultas médicas.
  • El costo, ya que los tratamientos para mejorar la estética (terapias cosméticas), por lo general, no tienen cobertura del seguro médico.
  • Tus expectativas.

Más información

Estilo de vida y remedios caseros

Muchas cremas, ungüentos y otros productos dicen evitar o tratar las estrías. Los productos fabricados con manteca de cacao, vitamina E y ácido glicólico, por ejemplo, no son dañinos, pero probablemente tampoco ayuden demasiado.

Las estrías generalmente desaparecen y se vuelven menos notorias con el tiempo y no requieren ningún cuidado personal ni tratamiento en el hogar específicos.

Medicina alternativa

La idea de que puedes prevenir o tratar las estrías aplicándote cremas, aceites o lociones en la piel no está confirmada por pruebas concretas.

Si estás embarazada, consulta con tu médico antes de usar productos alternativos que supuestamente tratan o previenen las estrías.

Preparación para la consulta

Si buscas tratamiento para las estrías, prepárate para la consulta haciendo una lista de algunas preguntas básicas para hacerle al médico, que incluyen:

  • ¿Qué puede estar causando mis estrías?
  • Además de la causa más probable, ¿cuáles son otras causas posibles para los síntomas que tengo?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento y cuáles son las ventajas y desventajas de cada una?
  • ¿Qué resultados puedo esperar?

Es probable que tu médico te haga varias preguntas, por ejemplo:

  • ¿Cuándo notaste las estrías por primera vez?
  • ¿Tienes otros síntomas?
  • ¿Qué medicamentos estás tomando?
  • ¿Usas cremas para la piel con cortisona regularmente?
Jan. 21, 2021
  1. Kang S, et al., eds. Skin changes and diseases in pregnancy. In: Fitzpatrick's Dermatology. 9th ed. McGraw Hill; 2019. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Nov. 10, 2020.
  2. Ferri FF, et al., eds. Striae (stretch marks). In: Ferri's Fast Facts in Dermatology: A Practical Guide to Skin Diseases and Disorders. 2nd ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 10, 2020.
  3. Landon MB, et al., eds. Skin disease and pregnancy. In: Gabbe's Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 8th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 10, 2020.
  4. Wick MJ, ed. Month 8: Weeks 29 to 32. In: Mayo Clinic Guide to a Healthy Pregnancy. 2nd ed. Mayo Clinic; 2018.
  5. Kutlubay Z, et al. The color of skin: Brown diseases of the skin, nails, and mucosa. Clinics in Dermatology. 2019; doi.org/10.1016/j.clindermatol.2019.07.007.
  6. MacGregor JL, et al. Striae distensae (stretch marks). https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 2, 2020.