Fotografía de dos infecciones por estafilococo: una menor y una seria

Las infecciones por Staphylococcus aureus resistente a la meticilina comienzan como pequeños bultos rojos que se pueden convertir rápidamente en abscesos profundos y dolorosos.