Descripción general

La dermatitis seborreica es un trastorno frecuente de la piel que principalmente afecta al cuero cabelludo. Causa manchas escamosas, piel enrojecida y caspa persistente. La dermatitis seborreica también puede afectar las zonas oleosas del cuerpo, como el rostro, los lados de la nariz, las cejas, las orejas, los párpados y el pecho.

La dermatitis seborreica puede desaparecer sin tratamiento. También es posible que debas repetir el tratamiento varias veces hasta que los síntomas desaparezcan. Sin embargo, podrían reaparecer más adelante. La limpieza diaria con un jabón y champú suaves puede reducir la oleosidad y la acumulación de piel muerta.

La dermatitis seborreica también se denomina «caspa», «eccema seborreico» y «psoriasis seborreica». En los bebés, esta enfermedad se conoce como «costra láctea» y provoca parches secos y escamosos en el cuero cabelludo.

Síntomas

Los signos y síntomas de la dermatitis seborreica pueden comprender:

  • Hojuelas de piel (caspa) en el cuero cabelludo, el cabello, las cejas, la barba o el bigote
  • Manchas de piel grasosa recubiertas de escamas blancas o amarillas o costras en el cuero cabelludo, el rostro, los costados de la nariz, las cejas, las orejas, los párpados, el pecho, las axilas, la zona de la ingle o debajo de las mamas
  • Enrojecimiento de la piel
  • Picazón

Los signos y síntomas pueden ser más graves si estás estresado, y tienden a exacerbarse en las temporadas frías y secas.

Cuándo consultar al médico

Consulta con el médico en los siguientes casos:

  • Estás tan incómodo que no duermes o te distraes de tus rutinas diarias
  • La enfermedad te causa vergüenza y ansiedad
  • Sospechas que tienes la piel infectada
  • Has intentando medidas de cuidado personal sin éxito

Causas

Los médicos aún desconocen la causa exacta de la dermatitis seborreica. Esto puede estar relacionado con:

  • Una levadura (hongo) llamada «malassezia» que se encuentra en la secreción sebácea en la piel
  • Una respuesta irregular del sistema inmunitario

Factores de riesgo

Hay una serie de factores que pueden aumentar el riesgo de padecer dermatitis seborreica, tales como:

  • Trastornos neurológicos y psiquiátricos, como la enfermedad de Parkinson y la depresión
  • Un sistema inmunitario debilitado, como el de los receptores de un trasplante de órganos y personas con VIH/sida, pancreatitis alcohólica y algunos tipos de cáncer
  • La recuperación de enfermedades estresantes, como un ataque cardíaco
  • Algunos medicamentos