Diagnóstico

Los hoyuelos sacros están presentes al nacer y son visibles en la primera exploración física del bebé. En la mayoría de los casos, no se necesitan más pruebas. Si el hoyuelo es muy grande o si está acompañado por un mechón de pelo, papilomas cutáneos o determinados tipos de cambios de color de la piel, el médico puede pedir pruebas de diagnóstico por imágenes para descartar problemas en la médula espinal.

Algunas de estas pruebas son las siguientes:

  • Ecografía. Este procedimiento no invasivo usa ondas sonoras de alta frecuencia para producir imágenes de las estructuras del cuerpo.
  • Resonancia magnética (RM). Si se necesita más detalle, el médico puede recomendar una resonancia magnética, que usa ondas de radio y un campo magnético potente para generar imágenes transversales del cuerpo.

Tratamiento

No es necesario hacer tratamiento para un simple hoyuelo sacro.

Preparación para la consulta

En general, tu hijo no tendrá que ir al médico por un hoyuelo sacro. Si tienes preguntas sobre el hoyuelo sacro, puedes hacerlas cuando traigas a tu hijo al consultorio para las visitas de rutina.

Algunas preguntas que podrías hacerle al médico de tu hijo son las siguientes:

  • ¿Mi hijo necesita hacerse otros análisis para saber si no hay otra causa?
  • ¿La zona del hoyuelo necesita alguna limpieza o algún cuidado especial?
  • ¿Se necesita algún tratamiento?
  • ¿El hoyuelo sacro se asocia en algún caso con otros trastornos más graves?
Feb. 24, 2018
References
  1. McKee-Garrett TM. Assessment of the newborn infant. http://www.uptodate.com/home. Accessed July 8, 2015.
  2. Zywicke HA, et al. Sacral dimples. Pediatrics in Review. 2011;32:109.
  3. Allan PL, et al. The infant spine. In: Clinical Ultrasound. 3rd ed. 2011. Elsevier Limited. Philadelphia, Pa. https://www.clinicalkey.com/home. Accessed July 8, 2015.
  4. Kucera JN, et al. The simple sacral dimple: Diagnostic yield of ultrasound in neonates. Pediatric Radiology. 2015;45:211.