Intenta implementar estas tácticas para aliviar el dolor y empezar bien tu día.

Los signos y síntomas de la artritis reumatoide suelen empeorar por la mañana. La rigidez y el dolor pueden interferir con tus rutinas matutinas, como bañarte y vestirte, lo que dificulta llegar al trabajo a tiempo. Muchas personas deciden jubilarse anticipadamente porque los síntomas de la artritis reumatoide pueden dificultar la llegada a tiempo al trabajo.

A continuación, presentamos algunas estrategias que pueden ayudarte a agilizar las tareas matutinas y hacer que vestirte, arreglarte y prepararte para el día sea más fácil y menos doloroso.

Antes de irte a la cama, coloca los medicamentos analgésicos matutinos junto a la cama con galletas saladas y agua. Tómalos antes de presionar el botón de repetición de la alarma por la mañana.

Incluso antes de levantarte de la cama, intenta algunos estiramientos suaves. Mueve los brazos por encima de la cabeza, mueve los pies, dobla las rodillas, gira la cabeza y mueve las caderas hacia adelante y hacia atrás. El movimiento tiende a aflojar las articulaciones rígidas.

El calor puede ayudar a aliviar la rigidez matutina.

  • Programe una almohadilla térmica o una manta eléctrica para que se encienda 15 minutos antes de que suene la alarma.
  • Toma una ducha caliente.
  • Caliente la ropa en la secadora antes de vestirte.

Para aliviar el estrés de las articulaciones, puedes intentar lo siguiente:

  • Siéntate en la ducha en un banco de baño o silla de ducha.
  • Coloca agarraderas en la ducha o la tina.
  • Usa dispensadores de bomba para jabón, champú y pasta de dientes.
  • Usa esponjas o cepillos de mango largo para áreas de difícil acceso
  • Prueba las afeitadoras y los cepillos de dientes eléctricos.

Elige ropa hecha de tela elástica. Las aberturas delanteras son más fáciles de manejar, al igual que las cinturas elásticas. Los abrigos con forro sedoso son más fáciles para poner y quitar. Elige sujetadores que sean más fáciles de agarrar, como cremalleras con pestañas grandes, botones grandes o ganchos grandes. Opta por calzado sin cordones o con cordones elásticos o cierres de velcro.

Dispón tu ropa la noche anterior, en el orden en que planeas ponértela. Preanuda la corbata o la bufanda para que puedas pasártela por la cabeza. Siéntate mientras te vistes y comienza con tu extremidad más débil. Algunos elementos que pueden ayudarte a vestirte incluyen los siguientes:

  • Gancho para botones pequeños
  • Dispositivo para calzarse calcetines
  • Calzador con mango extralargo

Ten algo listo para llevar en el refrigerador, como huevos duros o avena ya cocida y fruta cortada. Pon un temporizador en tu cafetera, para que esté lista cuando tú lo estés.

Sept. 15, 2020