¿Es común la depresión en las personas que sufren de artritis reumatoide?

Answers from April Chang-Miller, M.D.

La artritis reumatoide y la depresión pueden presentarse juntas. Si bien esto se sabe, a menudo no se examina a las personas con artritis reumatoide para verificar si padecen depresión, por lo cual, es posible que no se la diagnostique ni se la trate. Existen estudios que indican que si no se trata la depresión que se presenta con la artritis reumatoide, el tratamiento para esta última puede resultar menos eficaz.

No se sabe con certeza si la incidencia de depresión y ansiedad es mayor para quienes tienen artritis reumatoide como resultado de los síntomas físicos, o si la depresión en sí es un síntoma causado por la inflamación sistémica crónica de la artritis reumatoide.

Los investigadores creen que las personas que sufrieron de depresión antes de la manifestación inicial de la artritis reumatoide pueden tener una menor capacidad de respuesta al tratamiento de la artritis reumatoide. Es necesario investigar más en profundidad a fin de determinar la conexión exacta entre todos los tipos de artritis y la depresión. Si no se la trata, la depresión en personas que padecen artritis reumatoide puede producir lo siguiente:

  • Más dolor
  • Mayor riesgo de que se manifiesten enfermedades cardiovasculares y ataques cardíacos
  • Pérdida de la productividad laboral
  • Mayor riesgo de dificultades económicas
  • Deterioro de las relaciones con familiares y amigos
  • Disfunción sexual

Se sabe que las personas que tienen artritis reumatoide y depresión juntas responden mejor cuando reciben tratamiento para ambas afecciones. Si bien pueden recetarse diferentes medicamentos para tratar la artritis reumatoide y la depresión, muchas actividades pueden ser útiles para tratar los efectos físicos y emocionales de ambas afecciones, por ejemplo:

  • Actividad física regular
  • Técnicas para el control del estrés
  • Amigos y grupos de apoyo que conozcan los desafíos que representan ambas afecciones

Las personas que padecen cualquier tipo de artritis corren un riesgo elevado de tener depresión y ansiedad. Si te han diagnosticado artritis reumatoide y te sientes deprimido o te preocupa que pueda manifestarse un cuadro de depresión, es importante que hables con el médico. Con medicamentos, apoyo y un plan de acción personalizado, la depresión y la artritis reumatoide son afecciones que pueden tratarse.

Dec. 23, 2014