Descripción general

La enteritis por radiación es la inflamación de los intestinos que se produce después de la radioterapia.

La enteritis por radiación causa diarrea, náuseas, vómitos y cólicos estomacales en las personas que reciben radiación dirigida al abdomen, la pelvis o el recto. La enteritis por radiación es más frecuente en las personas que reciben radioterapia para el cáncer en el abdomen y la zona pélvica.

En la mayoría de los casos, la enteritis por radiación es temporal y la inflamación suele desaparecer varias semanas después de que termina el tratamiento. Pero en algunos casos, la enteritis por radiación puede continuar durante un largo tiempo después de que termine el tratamiento o puede presentarse meses o años después del tratamiento.

La enteritis por radiación crónica puede provocar complicaciones, como anemia, diarrea y obstrucción parcial del intestino.

Generalmente el tratamiento se enfoca en aliviar los signos y síntomas hasta que desaparezca la inflamación. En los casos graves, es posible que sea necesario colocar una sonda de alimentación o realizar una cirugía para extraer algunas secciones del intestino.

Síntomas

Los síntomas de la enteritis por radiación incluyen diarrea, náuseas, vómitos y calambres en el vientre. Esta enfermedad causa irritación de los intestinos después de la radioterapia para el cáncer. Generalmente, los síntomas desaparecen varias semanas después de que finaliza el tratamiento. Sin embargo, en ocasiones, duran más tiempo. La enteritis por radiación que se prolonga durante más tiempo puede causar anemia y obstrucción parcial del intestino.

Factores de riesgo

El riesgo de enteritis por radiación es mayor en personas que se someten a radioterapia para el cáncer en el abdomen y la pelvis. Esta enfermedad causa irritación de los intestinos después de la radioterapia para el cáncer.