Descripción general

Las contracciones ventriculares prematuras consisten en latidos del corazón adicionales anormales, que comienzan en una de las dos cavidades de bombeo inferiores del corazón (ventrículos). Estos latidos adicionales perturban el ritmo cardíaco regular y, a veces, hacen que sientas palpitaciones o como si el corazón se saltara un latido. Las contracciones ventriculares prematuras son muy frecuentes: la mayoría de las personas las experimentan en algún momento.

Las contracciones ventriculares prematuras también se conocen como:

  • Complejos ventriculares prematuros
  • CVP
  • Latidos ventriculares prematuros
  • Extrasístoles

Si tienes contracciones ventriculares prematuras ocasionales, pero fuera de eso eres una persona saludable, por lo general, no tienes de qué preocuparte y no necesitas tratamiento. Si tienes contracciones ventriculares prematuras frecuentes o una enfermedad cardíaca preexistente, es posible que necesites un tratamiento que te ayude a sentirte mejor y trate los problemas cardíacos preexistentes.

Síntomas

Las contracciones ventriculares prematuras con frecuencia no causan síntomas. Sin embargo, podrías sentir una sensación extraña en el pecho, tal como:

  • Cambios repentinos
  • Aleteos
  • Palpitaciones o saltos
  • Interrupciones en los latidos o falta de latidos
  • Mayor conciencia de los latidos del corazón

Cuándo consultar al médico

Si sientes cambios repentinos, una sensación de interrupción en los latidos del corazón o sensaciones extrañas en el pecho, habla con el médico. Querrás identificar la fuente de estos síntomas. Las contracciones ventriculares prematuras pueden ser el problema, pero otras enfermedades también pueden ser las culpables, entre ellas, otros problemas del ritmo, problemas cardíacos graves, ansiedad, anemia o infecciones.

Causas

El corazón está formado por cuatro cavidades: dos cavidades superiores (aurículas) y dos cavidades inferiores (ventrículos). Normalmente, el nódulo sinoauricular —o el nódulo sinusal—, que es una zona de células especializadas ubicada en la aurícula derecha, controla el ritmo del corazón.

Este marcapasos natural produce los impulsos eléctricos que provocan los latidos del corazón. Desde el nódulo sinusal, los impulsos eléctricos circulan por las aurículas hacia los ventrículos y hacen que estos se contraigan y bombeen sangre a los pulmones y a todo el cuerpo.

Las contracciones ventriculares prematuras son contracciones anormales que comienzan en los ventrículos. Por lo general, esas contracciones adicionales laten antes del siguiente latido del corazón regular previsto. Además, suelen interrumpir el orden de bombeo normal: primero las aurículas y después los ventrículos. En consecuencia, los latidos adicionales no sincronizados suelen ser menos eficaces para bombear sangre en todo el cuerpo.

¿Por qué se producen los latidos adicionales?

Los motivos no siempre son claros. Ciertos desencadenantes, enfermedades del corazón o cambios en el organismo pueden desestabilizar eléctricamente las células de los ventrículos. Una enfermedad cardíaca no diagnosticada o la cicatrización también pueden causar la desviación de impulsos eléctricos.

Las contracciones ventriculares prematuras pueden estar relacionadas con lo siguiente:

  • Cambios químicos o desequilibrios en el organismo
  • Ciertos medicamentos, como los que se usan de forma frecuente para el asma
  • Alcohol o drogas ilegales
  • Niveles elevados de adrenalina en el organismo que pueden ser provocados por la cafeína, el tabaco, el ejercicio o la ansiedad
  • Lesiones en el músculo del corazón debido a una enfermedad de las arterias coronarias, una enfermedad cardíaca congénita, la presión arterial alta o una insuficiencia cardíaca

Factores de riesgo

Los estimulantes, las afecciones y los desencadenantes indicados a continuación pueden aumentar el riesgo de tener contracciones ventriculares prematuras:

  • Cafeína, tabaco y alcohol
  • Ejercicio
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Ansiedad
  • Enfermedades cardíacas no diagnosticadas, como la enfermedad cardíaca congénita, la enfermedad de las arterias coronarias, el ataque cardíaco, la insuficiencia cardíaca y el debilitamiento del músculo cardíaco (cardiomiopatía)

Complicaciones

Si padeces contracciones ventriculares prematuras frecuentes o ciertos patrones de contracciones ventriculares prematuras, es posible que corras un mayor riesgo de tener problemas de ritmo cardíaco acelerado (arritmias) o debilidad del músculo cardíaco (cardiomiopatía).

En casos excepcionales, cuando están acompañadas de una enfermedad cardíaca de fondo, las contracciones prematuras frecuentes pueden provocar ritmos cardíacos peligrosos y caóticos y, posiblemente, una muerte súbita por ataque cardíaco.

April 26, 2014
References
  1. Manolis AS. Ventricular premature beats (Latidos ventriculares prematuros). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 16 de enero de 2014.
  2. Ventricular premature beats (Latidos ventriculares prematuros). The Merck Manuals: The Merck Manual for Health Care Professionals (Manual Merck para profesionales del cuidado de la salud). http://www.merckmanuals.com/professional/cardiovascular_disorders/arrhythmias_and_conduction_disorders/ventricular_premature_beats_vpb.html. Último acceso: 16 de enero de 2014.
  3. Arrhythmia (Arritmia). Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/arr/. Último acceso: 16 de enero de 2014.
  4. Cha YM, et al. Premature ventricular contraction-induced cardiomyopathy (Cardiomiopatía inducida por contracciones ventriculares prematuras). Circulation: Arrhythmia and Electrophysiology (Circulación: arritmia y electrofisiología). 2012;5:229.
  5. Zipes DP, et al. Cardiac Electrophysiology: From Cell to Bedside (Electrofisiología cardíaca: desde la célula hasta el tratamiento clínico). 6.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 16 de enero de 2014.

Contracciones ventriculares prematuras